texto Sepin
logo-Sepin
 
altaalta   recordar claverecordar clave     Usuario  usuario: clave: ENTRAR
Inicioinicio

Administrador de Finques

contenidos gestion directorio
buscar:
lupa
reducir_texto aumentar_texto guardar imprimir pdf Enviar Asignar a carpeta
Referencia:SP/AUTRJ/906619

La condena de hacer que obligaba al antiguo propietario respecto a la Comunidad se traspasa al nuevo con las consecuencias indemnizatorias que este hecho pueda tener entre comprador y vendedor

AP Barcelona, Sec. 16.ª, 120/2017, de 21 de marzo. Con Comentarios

La condena de hacer que obligaba al antiguo propietario respecto a la Comunidad se traspasa al nuevo con las consecuencias indemnizatorias que este hecho pueda tener entre comprador y vendedor 
"... Pues bien, el régimen de propiedad horizontal a que se halla sujeto el edificio de la CALLE000 NUM000 - NUM001 justifica plenamente que la condena impuesta a Juan en calidad de propietario del piso NUM002 NUM003 en la fecha de la demanda, haya de ser ejecutada frente a quienes actualmente ostentan la propiedad de esa vivienda.
En efecto, habida cuenta que en ese régimen especial de comunidad los elementos privativos son inseparables de los comunes y que los actos de disposición sobre aquellos comportan la transmisión de la cuota de participación que compete al propietario en los elementos comunes, con todo el elenco de responsabilidades que ello acarrea respecto del uso adecuado de los elementos privativos y comunes (artículos 553-1.3 y 553-40 del Codi civil de Catalunya), nada más natural que apreciar en esa situación el ámbito propio de actuación de las denominadas obligaciones ambulatorias o propter rem , caracterizadas por que su titular lo es quien en cada caso ostenta la propiedad de un determinado bien. Las sentencias del Tribunal Supremo de 20 de febrero de 1997 y 29 de mayo de 2008 apoyan esa construcción doctrinal.
Así, el rasgo distintivo de esa clase de obligaciones deriva de la identificación del sujeto pasivo por su titularidad real sobre la cosa, lo que significa que en principio la obligación se constituye en función de la titularidad del derecho de propiedad sobre la cosa, o que, lo que no es exactamente lo mismo, es deudor quien en cada momento es el propietario.
En consecuencia, dado que la ejecución de la condena nominalmente impuesta al señor Juan no puede ser hecha efectiva por este ya que carece de todo poder jurídico-real sobre la vivienda del piso NUM002 NUM003 , ni tampoco podría ser impuesta coactivamente frente a quienes no fueron juzgados, es razonable que el ordenamiento resuelva la consiguiente contraposición de intereses con la previsión de que en tales excepcionales casos la obligación de hacer impuesta en sentencia firme se transmite a los sucesivos adquirentes del dominio del objeto de la condena, sin perjuicio de las acciones de todo orden (indemnizatorias, rescisorias o de reembolso) que competan a estos frente a quienes les transmitieron la propiedad acaso sin informar cumplidamente acerca de las responsabilidades que gravitaban sobre el inmueble. ..."
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Se aceptan los del auto apelado de fecha 12 de noviembre de 2015 dictado por el Juez de 1ª Instancia número 12 de Barcelona en el procedimiento anteriormente reseñado y cuya parte dispositiva establece: "Desestimando la causa de oposición así como el incidente de nulidad formulados por Erasmo y Guillerma , mando seguir adelante con el despacho de ejecución acordado. Se imponen las costas a la parte ejecutada".
SEGUNDO.- Contra la anterior resolución se interpuso recurso de apelación por la representación de la parte ejecutada, que fue admitido a trámite y remitidas las actuaciones a esta Audiencia Provincial fueron turnadas a la Sección 16ª, siguiéndose los trámites de la alzada con señalamiento de votación y fallo para el pasado día 14 de marzo.
VISTO siendo ponente el magistrado D. Jordi Seguí Puntas.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- El auto apelado desestimó la oposición formulada por los coejecutados Erasmo y Guillerma porque entiende que la condena judicial firme impuesta al propietario del piso NUM002 NUM003 del edificio de la CALLE000 NUM000 - NUM001 se hace extensible en fase de ejecución de sentencia a los actuales propietarios de esa vivienda, habida cuenta la naturaleza propter rem de las obligaciones que incumben a los titulares de elementos privativos en el régimen legal de propiedad horizontal.
Los propietarios del piso NUM002 NUM003 se alzan contra dicha resolución de primera instancia.
SEGUNDO.- Es indudable que los consortes Guillerma y Erasmo adquirieron la vivienda del piso NUM002 NUM003 del referido edificio residencial por medio de escritura de 26 de febrero de 2007, en plena tramitación de la primera instancia del juicio ordinario (autos 433/2006 del Juzgado número 12 de Barcelona) promovido por la comunidad de propietarios de ese inmueble contra los propietarios de las tres viviendas de la planta cuarta encaminado, entre otras peticiones, a obtener la condena de estos a retirar los elementos constructivos instalados en la azotea del edificio y las comunicaciones interiores con sus respectivas viviendas, por lo que la condena establecida por el Juzgado y ratificada por la Audiencia (sentencias de 7 de abril de 2008 y 29 de marzo de 2010 respectivamente) no se refiere nominativamente a ellos, sino a su transmitente, Juan .
El despacho de la ejecución primeramente dirigida contra los propietarios de los pisos NUM002 NUM004 y NUM002 NUM005 (auto de 28 de marzo de 2013) y posteriormente contra los del piso NUM002 NUM003 , Erasmo y Guillerma (auto de 16 de julio de 2015), revela que la condena es estrictamente de hacer no personalísimo y va referida a la ejecución de ciertas obras de demolición y reposición en sus elementos privativos y en la parte de la azotea común de uso privativo establecidas por sentencia firme.
TERCERO.- La legitimación pasiva en el proceso de ejecución de título judicial no se circunscribe únicamente a las personas físicas o jurídicas que aparecen en el título, sino que puede igualmente extenderse a cualesquiera otras que guarden con aquéllas o con la cosa o relación litigiosa un vínculo de tal entidad que justifique esa llamada, sea alguno de los supuestos previstos en los números 2 º y 3º del artículo 538.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC ) o porque se haya producido el fenómeno sucesorio previsto en el artículo 540 LEC .
Pues bien, el régimen de propiedad horizontal a que se halla sujeto el edificio de la CALLE000 NUM000 - NUM001 justifica plenamente que la condena impuesta a Juan en calidad de propietario del piso NUM002 NUM003 en la fecha de la demanda, haya de ser ejecutada frente a quienes actualmente ostentan la propiedad de esa vivienda.
En efecto, habida cuenta que en ese régimen especial de comunidad los elementos privativos son inseparables de los comunes y que los actos de disposición sobre aquellos comportan la transmisión de la cuota de participación que compete al propietario en los elementos comunes, con todo el elenco de responsabilidades que ello acarrea respecto del uso adecuado de los elementos privativos y comunes (artículos 553-1.3 y 553-40 del Codi civil de Catalunya), nada más natural que apreciar en esa situación el ámbito propio de actuación de las denominadas obligaciones ambulatorias o propter rem , caracterizadas por que su titular lo es quien en cada caso ostenta la propiedad de un determinado bien. Las sentencias del Tribunal Supremo de 20 de febrero de 1997 y 29 de mayo de 2008 apoyan esa construcción doctrinal.
Así, el rasgo distintivo de esa clase de obligaciones deriva de la identificación del sujeto pasivo por su titularidad real sobre la cosa, lo que significa que en principio la obligación se constituye en función de la titularidad del derecho de propiedad sobre la cosa, o que, lo que no es exactamente lo mismo, es deudor quien en cada momento es el propietario.
En consecuencia, dado que la ejecución de la condena nominalmente impuesta al señor Juan no puede ser hecha efectiva por este ya que carece de todo poder jurídico-real sobre la vivienda del piso NUM002 NUM003 , ni tampoco podría ser impuesta coactivamente frente a quienes no fueron juzgados, es razonable que el ordenamiento resuelva la consiguiente contraposición de intereses con la previsión de que en tales excepcionales casos la obligación de hacer impuesta en sentencia firme se transmite a los sucesivos adquirentes del dominio del objeto de la condena, sin perjuicio de las acciones de todo orden (indemnizatorias, rescisorias o de reembolso) que competan a estos frente a quienes les transmitieron la propiedad acaso sin informar cumplidamente acerca de las responsabilidades que gravitaban sobre el inmueble.
CUARTO.- Por último, no se advierten razones para dejar sin efecto la condena en costas de la primera instancia, toda vez que los aquí apelantes, más allá de las afirmaciones dogmáticas de falta de condena nominal hacia ellos, inconsistentes en la materia que nos ocupa, no alegan ni siquiera circunstancia alguna que lleve a pensar que conocieron por vez primera el litigio promovido por la comunidad de propietarios con ocasión de recibir la notificación de la ampliación de la ejecución hacia sus personas (esa ampliación tuvo lugar en julio de 2015 y la compra del piso por su parte había tenido lugar ocho años antes).
Las costas del recurso quedarán de cuenta de los apelantes de conformidad con lo prevenido en el artículo 398.1 LEC , con pérdida asimismo del depósito constituido para recurrir ( disposición adicional 15ª LOPJ ).
FALLAMOS
LA SALA ACUERDA: DESESTIMAR el recurso de apelación interpuesto por Erasmo y Guillerma contra el auto de fecha 12 de noviembre de 2015 pronunciado por el Juzgado de Primera Instancia número 12 de Barcelona , en los autos de que el presente rollo dimana, confirmando íntegramente dicha resolución, con imposición a los recurrentes de las costas de la alzada y con pérdida del depósito constituido para recurrir.
Contra la presente resolución no cabe recurso alguno, sin perjuicio del amparo constitucional.
Remítanse las actuaciones al Juzgado de su procedencia con testimonio de la presente resolución para su cumplimiento.
Así lo acordaron y firmaron los magistrados arriba indicados, de lo que doy fe.
DILIGENCIA DE LA LETRADA DE LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA. - En el día de la fecha se me hace entrega del anterior auto, firmado por los magistrados que lo encabezan, para su notificación a las partes. Doy fe.