texto Sepin
logo-Sepin
 
altaalta   recordar claverecordar clave     Usuario  usuario: clave: ENTRAR
Inicioinicio

Administrador de Finques

contenidos gestion
buscar:
lupa
reducir_texto aumentar_texto guardar imprimir pdf Enviar Asignar a carpeta
Conceptos
|
  • Clasificadores del documento
    • PROPIEDAD HORIZONTAL
        • Cuestiones Laborales
            • Empleados de Fincas Urbanas
                • (*General) Empleados de Fincas Urbanas
Referencia:SP/CONS/90557

¿Las Comunidades de Propietarios tienen que cumplir el control de horario de trabajo? ¿Cómo debe hacerse?

Consulta. Junio 2019

El registro horario se aplica a la totalidad de trabajadores, al margen de su categoría o grupo profesional, a todos los sectores de actividad y a todas las empresas, cualquiera que sea su tamaño u organización del trabajo, siempre y cuando estén incluidas en el ámbito de aplicación que define el artículo 1 ET.
La Comunidad de Propietarios, adopta la figura del empresario titular del centro de trabajo, que es la persona que tiene capacidad de poner a disposición y gestionar el centro, es decir, tiene el poder sobre el centro de trabajo y puede permitir que concurran otros empresarios en el mismo, y, asimismo, ejerce las facultades de control y dirección del lugar físico denominado centro de trabajo, es decir, dispone del mismo, por lo que podemos equipararla con el concepto de empresario en el ámbito laboral.
Por tanto, se trata de unas empleadoras sometidas a la normativa laboral y deben cumplir las obligaciones sobre el registro de la jornada laboral de los trabajadores.
Ahora bien, en el supuesto de subcontratación de servicios del artículo 42 ET, dado que el control de la actividad permanece en la empresa contratista o subcontratista, verdadera empleadora, esta será la responsable del cumplimiento de todas las obligaciones laborales, incluidas las relativas a registro diario de jornada. No obstante, cuando los trabajadores de la contratista prestan actividad en la empresa principal, ambas empresas podrán acordar servirse de los sistemas de registro diario de jornada empleados en la principal para sus trabajadores. De esta manera, se asegura la mayor fiabilidad de la jornada efectivamente realizada por los trabajadores de la contratista, así como su control por esta última de defectos o excesos de la jornada que puedan contradecir los términos acordados en la relación interempresarial y ser objeto de responsabilidad. En todo caso, es obligación de la contratista conservar y mantener la documentación de los registros diarios realizados.
Con respecto a los medios que pueden ser utilizados para el cumplimiento de la obligación de registro de la jornada, la norma no establece una modalidad específica o predeterminada para el registro diario de la jornada, limitándose a señalar que se debe llevar a cabo día a día e incluir el momento de inicio y finalización de la jornada. Así, será válido cualquier sistema o medio, en soporte papel o telemático, apto para cumplir el objetivo legal, esto es, proporcionar información fiable, inmodificable y no manipulable a posteriori, ya sea por el empresario o por el propio trabajador. Para ello, la información de la jornada debe documentarse en algún tipo de instrumento escrito o digital, o sistemas mixtos, en su caso, que garanticen la trazabilidad y rastreo fidedigno e invariable de la jornada diaria una vez registrada.