CARGANDO...

Artículo Monográfico. Abril 2016

SP/DOCT/20311

Valoración de la prueba en los procesos de asilo: algunas cuestiones prácticas

Elena-Isabel Cara Fuentes. Doctora en Derecho. Abogada

Introducción
La eventual dificultad para aportar medios de prueba en procedimientos de solicitud de asilo y protección subsidiaria presenta como contrapartida que el art. 26 de la Ley 12/2009, de 30 de octubre, reguladora del derecho de asilo y de la protección subsidiaria establece que, en orden a obtener una resolución favorable, "bastará que aparezcan indicios suficientes de persecución o de daños graves". No requiere prueba plena o absoluta [STS de 19 de febrero de 2016, rec. 3163/2015 (SP/SENT/847442), FD 1.º: "(...) bastando que existan indicios suficientes, según la naturaleza de cada caso (...)"].
Otorgar tal protección entra en el ámbito de la discrecionalidad de la Administración. La jurisprudencia establece que la valoración de las pruebas aportadas no puede llevarse a cabo con criterios restrictivos, porque en muchos casos eso significaría la imposibilidad material de acreditar la realidad que se alega. Sin embargo, no basta la mera alegación de haber sufrido persecución, si es inverosímil o carece de pruebas aun indiciarias; se precisa generar una "convicción racional" de que efectivamente concurren en cada caso las circunstancias referidas.
La declaración del solicitante
La sola declaración del solicitante no puede ser considerada por sí como indicio suficiente de los hechos alegados para la concesión del asilo o protección subsidiaria; especialmente si no se avala mediante otros medios de prueba o referencias.
En todo caso, para que esa declaración tenga solidez probatoria no puede emitirse en términos genéricos referidos a una situación de conflicto en un país o a persecuciones de grupos o colectivos de determinadas personas, sino que debe reseñar en concreto las circunstancias particulares, respecto al solicitante, que puedan dar lugar a la protección solicitada (la Directiva europea 83/2004, de 29 abril, sobre normas mínimas relativas a los requisitos para el reconocimiento y el estatuto de nacionales de terceros países o apátridas como refugiados o personas que necesitan otro tipo de protección internacional y al contenido de la protección concedida, en su art. 4.5 establece en qué circunstancias las declaraciones del solicitante no requerirán confirmación). Si no se acredita ni siquiera a través de indicios la existencia de persecución por las causas previstas en la ley, aportando hechos y circunstancias muy genéricas, procede la denegación del asilo (STS de 19 de febrero de 2016, rec. 3163/2015, en este caso, se concedió la protección subsidiaria a una familia siria).
La importancia del relato personal de persecución se advierte porque la situación de guerra civil o conflicto generalizado equivalente no
genera de forma automática el reconocimiento de la protección del asilo, sino que se precisa acreditar el temor fundado a sufrir una persecución personal por los motivos previstos en la ley [STS de 9 de febrero de 2016, rec. 2575/2015 (SP/SENT/848260), ciudadano marfileño]. En cualquier caso, con independencia de lo que se alegue, para tener expectativas de conseguir la protección pedida, debe quedar siempre acred

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados