Desistimiento e imposición de costas o la eterna cuestión

Publicación: Diciembre 2017

Autor: Departamento Jurídico de Sepín Proceso Civil

Id Edición: 42057

Precio: 18 € + IVA Comprar

Referencia: 4264

La regulación del art. 396 LEC no es ejemplo de claridad normativa pues distingue entre el desistimiento, consentido o no, a efectos de imposición de costas pero, ¿en qué consiste ese consentimiento? ¿debe instarse la continuación del procedimiento para que se impongan las costas?

Encontramos tres posturas en las Audiencias Provinciales:
- Una, entender que se produce un vacío legal reconduciéndolo a la discrecionalidad del juez que resolverá atendiendo a las circunstancias del caso y principios tradicionales en materia de costas como son la causalidad o buena o mala fe procesal.
- Otra, equiparar la falta de consentimiento al prestado de forma incompleta e imponer las costas a la parte actora.
- Y una tercera defiende que la oposición al desistimiento tiene que referirse a la cuestión de fondo y basarse en el interés del demandado de que se resuelva definitivamente la cuestión y no quede imprejuzgada, a ello se refiere su carácter bilateral.

La polémica está servida!

Contenidos de esta publicación:

Usuario:0