La pérdida de la nacionalidad española

Publicación: Julio 2016

Autor: Departamento Jurídico de Sepín Extranjería

Id Edición: 31919

Precio: 18 € + IVA Comprar

Referencia: 3181

La nacionalidad viene a ser entendida como el vínculo jurídico que une a la persona con un Estado. De dicha relación se derivan una serie de derechos y deberes, tanto políticos como sociales exigibles recíprocamente y además se constituye como un derecho fundamental.
La nacionalidad, en definitiva, es la máxima expresión jurídica de la integración de una persona en una comunidad estatal, es algo más que la autorización de residencia y trabajo.
De la importancia de esta materia, da cuenta la propia Constitución que le dedica el artículo 11 en que señala que la nacionalidad española se adquiere, se conserva y se pierde de acuerdo con lo establecido por la ley, de ahí el objeto de este estudio que analiza la pérdida de aquella.
La pérdida de la nacionalidad española puede producirse por voluntad del interesado, y en los casos de españoles que lo sean por adquisición derivativa, es decir, por haberla adquirido por residencia o cualquier otro supuestos se admite la pérdida con carácter forzoso, como derivada de actos del propio interesado que impliquen una voluntad contraria a la nacionalidad española.

Contenidos de esta publicación:

Publicación incluida para los suscriptores de: