CARGANDO...
SP/SENT/931050

AP Valencia, Sec. 11.ª, 323/2017, de 25 de septiembre

Recurso 1109/2016. Ponente: SUSANA CATALAN MUEDRA.
Gestión Documental
 El contrato de mediación no era en exclusiva, sin que la agencia tenga derecho al cobro de sus honorarios, al haberse celebrado la compraventa gracias a las gestiones de un tercero
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
 El comprador únicamente firmó una hoja de visita, en la que pese a que se establecía que no suponía un encargo de gestión, se obligaba al pago de una comisión, sin que tal hoja suponga la existencia de un contrato del que nazcan obligaciones
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.-
El JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA E INSTRUCCIÓN Nº 4 DE LLÍRIA, en fecha 28-9-16 en el Juicio Ordinario nº 118/2016 que se tiene dicho, dictó sentencia conteniendo el siguiente pronunciamiento: "FALLO: Que debo desestimar y desestimo íntegramente la demanda interpuesta por Frida contra Fidel y Laureano y condeno a la actora a abonar a los demandados las costas que les hubiere causado."
SEGUNDO.-
Contra dicha sentencia, se interpuso en tiempo y forma recurso de apelación por la representación procesal de Dª Frida , y emplazadas las demás partes por término de 10 días, se presentaron en tiempo y forma escritos de oposición por las representaciones de D. Fidel y D. Laureano . Admitido el recurso de apelación y remitidos los autos a esta Audiencia, donde se tramitó la alzada, se señaló para deliberación y votación el día 20 de septiembre de 2.017.
TERCERO.-
Se han observado las prescripciones y formalidades legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
Comparte la Sala los de la Sentencia dictada, que matiza como a continuación expone:
PRIMERO.-
La sentencia dictada desestima la demanda deducida en reclamación de la comisión que afirma la actora devengada a cargo de los demandados, vendedor y comprador de determinada vivienda, al haber gestionado el negocio traslativo. Y frente a ella se alza la demandante, sosteniendo ante esta instancia, en síntesis, que el demandado señor Laureano desde el principio se manifestó propietario de la vivienda y, por tanto, sí está legitimado para soportar el ejercicio de la acción, siendo, además, apoderado del propietario; que el codemandado-comprador de la vivienda conocía el precio de su gestión y que se obligaba a su pago, no habiéndose firmado el documento de visita por la noche; y, finalmente, que fruto de su gestión se adquirió la vivienda y por mayor precio del que consta en escritura pública, por cuanto la hipoteca la suscriben por 300.000 euros y los compradores tenían ya otros 100.000 euros para desembolsar.
SEGUNDO.-
Y procede, en primer lugar, dilucidar la naturaleza de los contratos que afirma la demandante tenía suscritos con el vendedor y el comprador de la vivienda. Como tiene reiterado el Tribunal Supremo, el contrato de mediación o corretaje, es un contrato atípico en nuestro derecho, que aunque tenga similitud o analogía con el de comisión, con el de mandato e incluso con el de p
Productos Recomendados