CARGANDO...
SP/DOCT/17757

Opinión. Septiembre 2015

Averías y vicios ocultos en la compraventa de vehículos entre particulares

Iciar Bertolá Navarro. Directora de SEPIN Obligaciones y Contratos. Abogada
Gestión Documental
La compraventa de vehículos celebrada entre particulares se rige por el Código Civil, que ofrece dos sistemas de protección al comprador cuando el bien adquirido presenta averías que impiden su normal funcionamiento.
En primer lugar, nos vamos a referir a aquellos defectos que hacen que el vehículo adquirido resulte completamente inhábil para el uso al que iba destinado.
Algunos ejemplos de averías de este tipo son:
– Avería del gripaje del motor, que implica la sustitución completa del mismo, ascendiendo la reparación a un precio muy superior al de su adquisición [Sentencia de la AP A Coruña de 25 de enero de 2010 (SP/SENT/510203)].
– Problemas en la bomba de inyección, cuyo importe de reparación supone una cifra desproporcionada en relación con la venta del vehículo [Sentencia de la AP Alicante, Elche, de 17 de noviembre de 2009 (SP/SENT/495877)].
– Pérdida de potencia que obligó a su comprador a llevarlo en múltiples ocasiones al taller [Sentencia de la AP Madrid de 30 de diciembre de 2010 (SP/SENT/638928)].
– Averías en el cigüeñal del motor [Sentencia de la AP Guipúzcoa de 23 de junio de 2009 (SP/SENT/474438)].
En estos casos, estaríamos en presencia de entrega de cosa diversa o aliud pro alio,