CARGANDO...

 

SP/SENT/105459

AP Asturias, Oviedo, Sec. 1.ª, 59/2007, de 8 de febrero

Recurso 368/2006. Ponente: GUILLERMO SACRISTAN REPRESA.
 La caducidad de la resolución administrativa autorizando el derribo no vincula al juez civil a efectos de resolución del arrendamiento y derecho de retorno
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Se aceptan los antecedentes de hecho de la Sentencia apelada.
SEGUNDO.- El Juzgado Dos de Oviedo dictó Sentencia en los autos referidos con fecha 9 de Mayo de 2006 cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "Que estimando la demanda interpuesta por la Procuradora Sra. Azcona de Arriba en nombre y representación de Don Hugo contra la entidad Cedur S.L., debo de absolver y absuelvo a la demandada de las pretensiones en su contra deducidas en el suplico de la demanda ; todo ello, con expresa imposición de costas a la parte actora.".
TERCERO.- Notificada la anterior Sentencia a las partes, se interpuso recurso de apelación por la parte Don Hugo , que fue admitido en ambos efectos, previos los traslados ordenados, remitiéndose los autos a esta Audiencia Provincial con las alegaciones escritas de las partes, no habiendo estimado necesario la celebración de vista.
CUARTO.- Se señaló para deliberación, votación y fallo el día siete de Febrero de dos mil siete, quedando los autos para sentencia.
QUINTO.-En la tramitación del presente Recurso se han observado las prescripciones legales.
VISTOS, siendo Ponente el Ilmo. Sr. Don Guillermo Sacristán Represa.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- La sentencia que desestima la demanda de D. Hugo frente a la entidad CEDUR SL, es impugnada con apoyo en los siguientes motivos: incongruencia de la resolución al entrar a valorar la actuación del Delegado del Gobierno al acordar la caducidad de la autorización de derribo previamente concedida; error en la valoración de la prueba -sin así señalarlo- desde el momento en que no resuelve si concurre la circunstancia decisiva, que justifica el ejercicio de la acción, y que no es otra que el que fue arrendatario de uno de los pisos del edificio de cuyo derribo se trataba mediante aquella autorización, tiene derecho a recuperar la posesión del mismo al haberse declarado por autoridad administrativa competente la caducidad del derribo; por fin, y ante la realidad de haberse iniciado el derribo del edificio, se apunta a que deberá resolverse estrictamente lo pedido -la recuperación del piso-, sin perjuicio de que si se acreditara el imposible cumplimiento, se sustituya por las indemnización de todos los daños y perjuicios ocasionados, así como la reposición de la vivienda arrendada al estado en que se encontraba para permitir el disfrute del arrendatario.
SEGUNDO.- Para una más adecuada resolución, procede resumir los hechos que han llegado hasta este momento procesal, que puede hacerse así: a) La mercantil CEDUR SL , adquirió la propiedad del edificio sito en el número NUM000 de la CALLE000 de Oviedo, ocupado por un negocio de hostelería y por el ahora apelante, teniendo