CARGANDO...

 

SP/SENT/118768

AP Ourense, Sec. 1.ª, de 26 de febrero de 2006

Recurso 205/2006. Ponente: ANGELA IRENE DOMINGUEZ-VIGUERA FERNANDEZ.
 En el procedimiento de desahucio no se pueden dirimir cuestiones relativas a la cuantía de la renta. Este análisis corresponde hacerse a través de un juicio ordinario
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
 Cuando el arrendador no quiere recibir el pago de la renta por parte del arrendatario, no puede ejercitar acción resolutoria del contrato de arrendamiento
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Por el Juzgado Mixto Nº 2 de Ourense, se dictó sentencia en los referidos autos, en fecha 16 de septiembre de 2005 , cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "FALLO: Que desestimando la demanda de desahucio por falta de pago de la renta promovida por la procuradora doña Inés Fernández Ramos, en nombre y representación de don Octavio , contra doña María Consuelo , absuelvo a dicha demandada de las pretensiones contra ella ejercitadas. Las costas se imponen a la parte actora".
SEGUNDO.- Notificada la anterior sentencia a las partes, se interpuso por la representación de Octavio recurso de apelación en ambos efectos, y seguido por sus trámites legales, se remitieron los autos a esta Audiencia Provincial.
TERCERO.- En la tramitación de este recurso se han cumplido las correspondientes prescripciones legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
Se acepa la fundamentación jurídica de la sentencia apelada.
PRIMERO.- Ejercitada en la demanda una acción de desahucio por falta de pago de las rentas derivadas del arrendamiento que tiene por objeto la vivienda sita en el piso NUM000 A del edificio nº NUM001 de la C/ DIRECCION000 , correspondientes al período comprendido entre febrero de 2004 y abril de 2005, la juzgadora de instancia concluyó, con acierto, que se trataba más bien de un supuesto de "mora accipiendi", puesto que la arrendataria con anterioridad a la interposición a la demanda había ofertado la renta pactada por distintos medios al arrendador, sin que la hubiese aceptado, no revelándose una voluntad de impago determinante del incumplimiento del contrato, por parte del inquilino. Se estima también correcta la interpretación que efectúa la juzgadora "a quo" de lo dispuesto en el art. 444 LEC , en el sentido de que dados los estrechos cauces de esta clase de procesos, ha de partirse de una renta cierta y determinada en el contrato, sobre cuya cuantía no exista contienda entre los contratantes, en tanto que, por disposición expresa del citado precepto legal los medios de oposición admisibles son limitados, concretándose en la posibilidad de alegar y probar el pago o las circunstancias relativas a la procedencia de la enervación.
Es por ello, que no cabe en esta clase de procesos, discutir sobre la procedencia del incremento de la renta que pretende el arrenda