CARGANDO...

 

SP/SENT/119204

AP Ourense, Sec. 1.ª, de 8 de marzo de 2007

Recurso 282/2006. Ponente: ANGELA IRENE DOMINGUEZ-VIGUERA FERNANDEZ.
 De obligar al padre a viajar a México para recoger y reintegrar a las hijas, asumiendo ya el 50 % de los pasajes de avión, sería como privarle o limitarle el derecho de visitas
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Por el Juzgado Mixto nº 1 de O Carballiño, se dictó sentencia en los referidos autos, en fecha 5 de abril de 2006 , cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "FALLO: Estimando en parte la demanda interpuesta por el procurador Prada Martínez, en nombre y representación de Cecilia , declaro la disolución por divorcio del matrimonio formado por Cecilia y Gregorio .
Se mantienen las medidas fijadas en el convenio regulador ratificado judicialmente por la sentencia de separación de 12 de julio de 2003 , con la excepción de lo relativo al régimen de visitas a favor del padre que se regularán según lo dispuesto en el fundamento tercero de la presente resolución.
No se hace expresa declaración sobre las costas procesales ".
SEGUNDO.- Notificada la anterior sentencia a las partes, se interpuso por la representación de Cecilia recurso de apelación en ambos efectos, y seguido por sus trámites legales, se remitieron los autos a esta Audiencia Provincial.
TERCERO.- En la tramitación de este recurso se han cumplido las correspondientes prescripciones legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
Se acepta la fundamentación jurídica de la sentencia apelada en tanto no contradiga lo expuesto a continuación.
PRIMERO.-El pronunciamiento contenido en la sentencia apelada respecto del régimen de visitas se estima ponderado, contemplando un incremento paulatino del mismo a fin de normalizar y favorecer el acercamiento entre las menores y su padre toda vez que tal comunicación se ve dificultada por el hecho de residir ambas hijas en México con su madre, pudiendo permanecer en España únicamente un mes durante las vacaciones de verano. Este régimen de visitas que por tal circunstancia es restringido, se estima adecuado al interés de las menores y favorecedor de su desarrollo integral, al que no cabe poner más cortapisas que las derivadas de tal situación fáctica, como pretende la parte apelante. Y responde a la finalidad de tal derecho, regulado en los Art.94 y 161 CC , de que el progenitor que no tenga consigo a sus hijos menores pueda mantener vínculos afectivos con los mismos y contribuir así a su adecuado desarrollo emocional, participando en su formación integral. Es por ello, que no cabe efectuar una interpretación restrictiva de tales preceptos, si bien, también ha de tomarse en consideración que el ejercicio de tal derecho debe quedar subordinado, en todo caso, al principio "favor filii" que informa esta materia; y sólo en la medida que se revelase perjudicial para las menores habría de restringirse o limitarse.
Aunque no se comprenden m