CARGANDO...

 

SP/SENT/136685

AP Guadalajara, Sec. 1.ª, 57/2007, de 14 de marzo

Recurso 65/2007. Ponente: ISABEL SERRANO FRIAS.
 Se recurre la sentencia que declara la responsabilidad del titular del coto de caza por un accidente de circulación al irrumpir un corzo en la calzada
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
 La guardia civil retiró el cuerpo del corzo y por dicho motivo se conoce exactamente el punto kilométrico en que tuvo lugar el accidente
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Se aceptan los correspondientes de la sentencia apelada.
SEGUNDO.- En fecha 8-Noviembre-2006 se dictó sentencia, cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "FALLO: Con estimación de la demanda promovida por D. Matías , representado por el procurador Sra. García García y asistido por el letrado Sr. Sevilla Navarro contra Club Deportivo Básico Gajanejos, representada por el procurador Sra. Roa Sánchez y asistida por el letrado Sr. Cardero, debo condenar y condeno al demandado a abonar al actor la cantidad de 1.370,93 Euros, más intereses legales, todo ello con imposición de las costas devengadas.".
TERCERO.- Notificada dicha resolución a las partes, por la representación de CLUB BÁSICO DEPORTIVO SOCIEDAD CAZADORES DE GAJANEJOS, se interpuso recurso de apelación contra la misma; admitido que fue, emplazadas las partes y remitidos los autos a esta Audiencia, se sustanció el recurso por todos sus trámites, llevándose a efecto la deliberación y fallo del mismo en el día de ayer.
CUARTO.- En el presente procedimiento se han observado las prescripciones legales con inclusión del plazo para dictar sentencia.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
ÚNICO.- El recurso interpuesto frente a la sentencia que acoge la demanda de responsabilidad civil del titular de un coto de caza por daños causados al vehículo del actor cuando circulando fue obstaculizado por un corzo que salió de aquel, se apoya con carácter exclusivo en la legislación aplicable entendiendo el recurrente errónea la referencia al art. 33 de la Ley de caza, al haberse dictado con posterioridad la Ley 17/2005 por la que se regula el permiso y la licencia de conducción por puntos y en la que se menciona también la responsabilidad en los accidentes de tráfico por atropello de especies cinegéticas, y de acuerdo con la cual será responsable el conductor cuando se le pueda imputar el incumplimiento de las normas de la circulación.
A través de dichos alegatos se argumenta, en definitiva, que no está probado que el accidente ocurriera como la sentencia apelada declara acreditado, a lo que se añade que -a tenor de lo prevenido en la Ley ut supra mencionada- los titulares de aprovechamientos cinegéticos sólo serán responsables cuando el accidente sea consecuencia de la acción directa de cazar o por falta de diligencia en la conservación del terreno acotado; hipótesis que, a juicio de quien recurre, no se dan en el supuesto de autos. Ante esta objeción hay que decir en primer lugar que la versión del accidente no se cuestiona y aparece respaldada por las pruebas practicadas. Así, consta en el atestado instruido por