CARGANDO...

 

SP/SENT/158604

AP Las Palmas, Sec. 5.ª, 380/2007, de 12 de noviembre

Recurso 203/2007. Ponente: CARLOS AUGUSTO GARCIA VAN ISSCHOT.
 Extinción ipso iure por el transcurso del plazo de 8 años por oposición del arrendatario a la actualización de renta
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- El Fallo de la Sentencia apelada dice: " I.Que estimando la demanda interpuesta por don Narciso contra don Benito : a)Declaro extinguido el contrato de arrendamiento, celebrado entre D. Juan Pedro y D. Benito , porque el demandado se opuso a la actualización de la renta y ha trascurrido ocho años desde el requerimiento realizado por el arrendador solicitando dicha actualización de la renta. b)Condeno a don Benito a desalojar la vivienda arrendada en el plazo de un mes desde que se ejecute la Sentencia. II. Condenar a don Benito al pago de las costas del juicio.". .
SEGUNDO.- La relacionada sentencia, se recurrió en apelación por la indicada parte de conformidad a lo dispuesto en el artículo 457 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil , y no habiéndose practicado prueba en esta segunda instancia, y tras darle la tramitación oportuna se señaló para su estudio, votación y fallo el día tres de julio de dos mil siete .
TERCERO.- Se ha tramitado el presente recurso conforme a derecho, y observando las prescripciones legales. Es Ponente de la sentencia el Iltmo. Sr. D. Carlos García Van Isschot , quien expresa el parecer de la Sala.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- El arrendatario apelante alega que incurrió el Juez de la primera instancia en error en la interpretación de la Ley ya que la DT 2º de la LAU de 1994 prevé que si el inquilino no formula una oposición fehaciente se entiende que está conforme con la actualización pretendida por el arrendador, cuya administradora debió, entonces, comenzar a girar los siguientes recibos con la nueva renta y no la anterior con el incremento del IPC, y que en la interpretación del Juzgador de que el arrendatario se opuso tácitamente a la actualización de abril de 1995 el contrato se extinguió en abril del año 2003 y, sin embargo, el 14 de febrero de ese mismo año la Propiedad le requiere para nueva actualización de la renta hasta abril de 2004 reavivando de esta forma el contrato extinguido o dando lugar a un nuevo contrato que ha seguido subsistente, al menos, hasta la presentación de la demanda que debe ser desestimada al no haber requerido previamente al arrendatario para desalojar la vivienda tal y como se pide se desprende del artículo 10 de ese del mismo texto legal con al consecuencia que, al haber permanecido el inquilino demandado en la vivienda pacíficamente dos años más, opera la tácita reconducción.
Como acertadamente dice el Juez a quo la fehaciencia se refiere al modo de la comunicación que ha de retornar al requirente no a la voluntad misma del arrendatario que, en el presente caso reexaminado, fue claramente la de rechazar la actualización postura