CARGANDO...

 

SP/SENT/162665

AP Cantabria, Sec. 4.ª, 42/2008, de 15 de enero

Recurso 47/2007. Ponente: JOAQUIN TAFUR LOPEZ DE LEMUS.
 No pueden impugnarse los efectos del acuerdo comunitario adoptado si éste como tal no ha sido previamente impugnado
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO: Por el Ilmo. Sr. Magistrado-Juez del Juzgado de Primera Instancia núm. tres de Santander, y en los autos ya referidos, se dictó en fecha 26 de septiembre de 2006 Sentencia, cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "Que desestimando la demanda formulada por el Procurador don Federico Fernández Fernández, en nombre y representación de don Bruno , don Enrique , doña Alejandra , don Lucio , doña Esther y don Jose María , contra doña Flora , contra doña Angelina , contra don Paulino y contra Caja de ahorros de Santander y Cantabria, debo absolver y absuelvo a los expresados demandados de los pedimentos formulados contra ellos en la demanda, con expresa imposición a la parte actora de las costas causadas en este juicio.".
SEGUNDO: Contra dicha Sentencia, la representación de la ya reseñada parte apelante interpuso en tiempo y forma recurso de apelación, que fue admitido a trámite por el Juzgado de Primera Instancia, e impugnado por la parte apelada. Llegados los autos a la Audiencia Provincial, y turnados a esta Sección Cuarta, se señaló para deliberación y fallo.
TERCERO: En la tramitación del recurso se han observado las prescripciones legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO. Los demandantes se alzan contra la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Santander, en petición de otra que, revocando la anterior, estime íntegramente la demanda y condene a los demandados en el sentido expuesto en el suplico de ese escrito. Como antecedentes, conviene destacar que la presente demanda trae causa de unas obras de conversión de los bajos en viviendas, en el seno de una comunidad de propietarios. Los actores son seis vecinos de esa comunidad, que consideran que las demandadas, propietarias de aquellos bajos y ahora los pisos, al realizar las obras que adaptación se apropiaron de parte de los patios comunitarios, los cuales quedaron afectados por las obras realizadas. La discusión, por tanto, estriba en determinar la naturaleza privativa o comunitaria de la parte de los patios afectados por las obras de conversión que realizaron las demandadas.
SEGUNDO. El problema, sin embargo, es que esas obras se realizaron a partir del año 1999, y el día 23 de agosto de 1999 se celebró una junta de propietarios de esa comunidad, en la que los nuevos propietarios de los bajos expusieron sus planes de reforma de los citados bajos, para convertirlos en viviendas. Pues bien, en dicha junta se acordó lo siguiente: " La comunidad queda de acuerdo con todos sus planteamientos, y sin más tema que tratar se disuelve la reunión". Dicho acuerdo comunitario, que formalmente tiene naturaleza de tal, no fue en su día impugnado,