CARGANDO...

 

SP/SENT/50034

AP Málaga, Sec. 6.ª, 314/2003, de 3 de julio

Recurso 493/2003. Ponente: MANUEL SANCHEZ AGUILAR.
 Los padres de la menor en acogimiento están en periodo de deshabituación de las drogas
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- El Juzgado de Primera Instancia arriba indicado dictó sentencia de fecha 26/11/02, en cuya parte dispositiva "Que desestimando las demandas de oposición formuladas por las representaciones procesales de D. Cornelio y Dª Margarita, debo aprobar y apruebo la propuesta de Acogimiento Familiar Permanente formulada por la Delegación Provincial de Málaga de la Consejería de Asuntos Sociales de la Junta de Andalucía, respecto a la menor Inés a favor de las personas que figuran como acogedores en la información aportada, quienes deberán asumir las obligaciones legales de tal status con carácter de Acogimiento Familiar Permanente. No ha lugar a suspender el régimen de visitas acordado en su día de la menor con sus padres; todo ello sin imposición de costas a ninguna de las partes".
SEGUNDO.- Interpuesto el recurso de apelación, fue admitido a trámite, en el que se dio vista al Ministerio Fiscal, remitiéndose tras el oportuno trámite, los autos a ésta Audiencia, donde al no haberse propuesto prueba ni estimarse necesaria la celebración de vista, previa deliberación de la Sala que tuvo lugar el día 3 de julio de 2003, quedaron las actuaciones conclusas para sentencia.
TERCERO.- En la tramitación del recurso se han observado las prescripciones legales, siendo ponente el Ilmo Sr Don Manuel Sánchez Aguilar, Magistrado Juez en comisión de Servicios.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Acepta la sentencia de instancia la solicitud de constitución judicial de acogimiento familiar permanente respecto a la menor Inés . Basan los apelantes su recurso de apelación en que los progenitores de la menor se han vuelto a reconciliar, el padre ha superado su situación de adicción a las drogas y tiene trabajo estable. No obstante las conclusiones del Juez de Instancia son acordes a la prueba practicada, desde el momento en que la documentación aportada pone de manifiesto que ambos progenitores, que en el momento de plantearse la demanda estaban aun separados, aunque están sometidos al proceso de deshabituación de la drogadicción, ésta no está totalmente superada, y como dice el Ministerio Publico es sabido que estos procesos son de larga duración e incierto resultado, en cuanto que no están descartadas las recaídas. La estabilidad emocional de la madre - eje fundamental sobre el que ha de pivotar la resolución- no se ha conseguido a la fecha de la solicitud, por los problemas de depresión de la que estaba siendo tratada en el Centro de Salud Mental de Ronda. Comparte la sala el resto de los razonamiento del Juez de Familia por lo que se considera procedente confirmar la resolución impugnado.
SEGUNDO.- Desestimadas todas las pretensiones del recurso, las costas del recurso habrán de imponerse a la parte apelante (art 398.1_ Leciv)
Vistos los preceptos citados y demás de general y pertinente aplicació