CARGANDO...

 

SP/SENT/50642

AP Murcia, Sec. 3.ª, 176/2003, de 11 de julio

Recurso 254/2003. Ponente: JUAN MARTÍNEZ PÉREZ.
 Imperatividad del pronunciamiento sobre costas. La rebeldía del demandado no le exime de su pago
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Que el Juzgado de instancia citado, con fecha 28 de febrero de 2.003, dictó en los autos principales de los que dimana el presente Rollo la Sentencia cuya parte dispositiva dice así: "FALLO: Que estimando la demanda formulada por la Procuradora Sra. Belda González en nombre y representación de Dª Carina , contra D. Cornelio , Dª Luz , siendo parte el MINISTERIO FISCAL, acuerdo conceder la emancipación a la demandante con los efectos y limitaciones que establece el art. 323 del Código Civil, con imposición de las costas a la demandada constituida en rebeldía.= Firme que sea esta resolución líbrese testimonio de la misma con atento oficio para su inclusión en el Registro Civil de Murcia."
SEGUNDO.- Que contra la anterior sentencia y en tiempo y forma se interpuso recurso de apelación por la representación procesal de la demandada, Dª Luz , siéndosele admitido y, tras los trámites previstos en la Ley de Enjuiciamiento Civil, fueron remitidos los autos a esta Audiencia, formándose el oportuno rollo, designándose Magistrado Ponente por turno, señalándose Deliberación y Votación para el día 11 de julio de 2.003.
TERCERO.- Que en la sustanciación de ambas instancias se han observado las prescripciones legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Que en el recurso de apelación se pretende que se revoque la sentencia de instancia, en el particular de las costas, pues se indica que no se le deben imponer a la parte recurrente y demandada, alegando que la sentencia de instancia se ha extralimitado al imponer las costas, pues se indica que en la misma no se solicitó la imposición de las costas, de acuerdo con los principios de justicia rogada y dispositivo, previstos en los artículos 216 y 218 L.E. Civil; en que no procede la imposición de costas al no existir ningún precepto legal que establezca la imposición al demandado en situación procesal de rebeldía; que no ha participado en el procedimiento, ni allanándose ni oponiéndose y que tratándose de un tema de derecho de familia no deben imponerse las costas.
SEGUNDO.- Que la pretensión revocatoria debe desestimarse, aceptándose consiguientemente el pronunciamiento en cuanto a las costas de primera instancia que hace la sentencia recurrida, pues dicho pronunciamiento se ajusta a lo dispuesto en el art. 394 L.E. Civil, debiéndose indicar que el pronunciamiento en cuanto a las costas es imperativo y no está sometido por tanto a los principios de justicia rogada y dispositivo; que el hecho de que la demandada haya sido declarada en rebeldía no le exonera del pago de las costas por la demanda interpuesta, en el caso de ser estimada ésta, de acuerdo con la jurisprudencia del Tribunal Supremo
, y, finalmente