CARGANDO...

 

SP/SENT/52584

AP Asturias, Oviedo, Sec. 6.ª, 461/2003, de 10 de noviembre

Recurso 389/2003. Ponente: María Elena Rodriguez Vigil Rubio.
 Son indebidas las costas de una ejecución, cuando el despacho de ésta fue luego dejado sin efecto
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO. El Juzgado de Instrucción nº 1 de Oviedo (actual) dictó auto en fecha 11 de Diciembre de 2002 cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente:" Se acuerda aprobar la Tasación de costas practicada por la Sra. Secretaria de este Juzgado en fecha 15 de Junio de 2002, que ascienden a 281,88 euros; imponiendo las costas de este incidente al impugnante del mismo."
SEGUNDO.- Contra la anterior resolución, previa su preparación en plazo se interpuso recurso de apelación por la parte demandada Sr. Abogado del Estado, del cual se dio preceptivo traslado a las demás partes conforme a lo dispuesto en el art. 461 de la vigente Ley, que lo evacuaron en plazo, formulando D. Millán oposición al recurso de apelación. Remitiéndose posteriormente los autos a esta Sección, señalándose para votación y fallo el dia 5 de Noviembre de 2003.
TERCERO.- En la tramitación del presente recurso se han observado las prescripciones legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Es objeto de impugnación con el presente recurso el auto de fecha 11 de diciembre de 2002 que desestimó la impugnación por indebida de la tasación de costas practicada en proceso de ejecución de titulo judicial.
Antes de abordar el enjuiciamiento del mismo debe señalarse que el citado auto debió revestir forma de sentencia dado que el tramite para la resolución de la impugnación de la tasación de costas por la inclusión de partidas indebidas es el verbal Art. 246.4 Ley de Enjuiciamiento Civil y sentencia es la resolución que pone fin al mismo, como así se establece en el Art. 447.1 de la propia Ley de Enjuiciamiento Civil, defecto que en este momento se subsana dictando este Tribunal de Apelación la resolución procedente.
SEGUNDO.- El concepto de indebidos se extiende a aquellas partidas que supongan unas actuaciones superfluas, innecesarias, no realizadas, duplicadas o que no estén debidamente detalladas, esto es, en palabras del TS (cf. por todas sentencia de 8 de junio de 1995) aquellas que no obedezcan a actuaciones precisas, concretas o útiles.
En este supuesto reitera la Administración recurrente la improcedencia de la practica de la tasación de costas al haber sido dejada sin efecto la ejecución inicialmente despachada, de forma que no ha existido propiamente ejecución sino una solicitud de requerimiento de pago superflua desde el momento en que antes de su efectividad