CARGANDO...

 

SP/SENT/56921

AP Asturias, Oviedo, Sec. 4.ª, 136/2004, de 24 de marzo

Recurso 536/2003. Ponente: FRANCISCO TUERO ALLER.
 El largo periodo transcurrido desde la finalización de los estudios implica que la no incorporación al mercado laboral es reprochable
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- La Ilma. Sra. Magistrado-Juez del Juzgado de Primera Instancia número siete de Oviedo dictó Sentencia el pasado día 26 de septiembre de 2003 cuyo fallo tiene el tenor literal que a continuación se transcribe: "Que desestimando la demanda de modificación de medidas definitivas acordadas en sentencia de divorcio interpuesta por el Procurador Sr. Suárez Saro en nombre y representación de D. Jose Francisco contra Doña Guadalupe y D. Daniel , debo declarar y declaro no haber lugar a declarar extinguida la pensión alimenticia establecida judicialmente a favor de D. Daniel . Sin pronunciamiento condenatorio en cuanto a las costas procesales devengadas en esta instancia."
SEGUNDO.- Contra la expresada resolución se interpuso por la parte demandante recurso de apelación, del cual se dio el preceptivo traslado, y remitiéndose los autos a esta Audiencia Provincial se sustanció el recurso, señalándose para deliberación y fallo el día 16 de marzo de 2004.-
TERCERO.- Que en la tramitación del presente recurso se han observado las prescripciones legales.-
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- En la demanda rectora de este procedimiento se interesó que se declare la extinción de la pensión alimenticia que el demandante viene obligado a satisfacer a su hijo Daniel , alegando sustancialmente que éste ya ha cumplido la edad de 28 años, terminó su formación académica con anterioridad a que se dictara la sentencia de divorcio de fecha 20 de mayo de 1998, no tiene ningún impedimento para acceder al mercado laboral y, de hecho, ya desempeñó puestos de trabajo remunerados. La sentencia de primera instancia desestimó dicha petición, razonando que sólo realizó algunos trabajos ocasionales durante breves periodos de tiempo, continuando entre tanto realizando cursos de formación, y que, en definitiva, no puede en la actualidad atender a sus propias necesidades y vivir independiente económicamente.
SEGUNDO.- De la prueba practicada en autos resulta que el demandado, nacido el 4 de mayo de 1975, ya había terminado al tiempo de dictarse la sentencia de divorcio, hace más de cinco años, sus estudios de Formación Profesional, Rama Informática. Afirma que posteriormente realizó unos estudios complementarios, pero estos no han quedado suficientemente acreditados ya que únicamente se aportaron a autos los justificantes de unos adeudos bancarios a nombre de su hermana en los que no se indica el concepto al que obedecen. Consta que alternó periodos de alta en desempleo con otros de baja, algunos prolongados, como el que transcurrió entre el 9 de agosto de 2001 y el 7 de febre