CARGANDO...

 

SP/SENT/63288

AP Las Palmas, Sec. 3.ª, 534/2004, de 27 de octubre

Recurso 472/2004. Ponente: FRANCISCO JAVIER JOSE MORALES MIRAT.
 En el actual desahucio por precario, también se conoce de las cuestiones complejas
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
Primero. Por el Sr. Juez del Juzgado de 1ª Instancia número 2 de Santa María de Guía, se dictó Sentencia en el referido procedimiento cuya parte dispositiva, copiada literalmente dice así:"Desestimar íntegramente la demanda de desahucio por precario presentada por Dña Teresa Guillén Castellano, en nombre y representación de D. Jesús , Dña Gloria y Dña Gabriela , contra Dña Erica imponiéndose las costas procesales a la parte actora "
Segundo. Contra la citada Sentencia, que lleva fecha de 16/02/04, se recurrió en apelación por la representación de D. Jesús , Dña Gloria y Dña Gabriela , de conformidad a lo dispuesto en el artículo 457 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil, y no habiéndose practicado prueba en esta segunda instancia, y tras darle la tramitación oportuna se señaló para su estudio, votación y fallo el día 22/10/04
Tercero. En la tramitación del presente recurso se han observado las prescripciones legales, siendo Ponente el Iltmo. Sr. Don FCO JAVIER MORALES MIRAT que expresa el parecer de la Sala.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
Primero. Se desestima la acción de desahucio por precario por entender existe falta de legitimación activa de los actores dado que, al tratarse de coherederos no han litigado en beneficio de la comunidad sino en interés propio. El apelante discrepa de dicha apreciación señalando que se litigó en nombre y beneficio de la comunidad y que la doctrina aplicada por la juzgadora, en todo caso, sería procedente en aquellos supuestos en que se dirigiera demanda contra uno o varios coherederos, supuesto que no se da en el presente caso, reiterando su petición de desahucio por darse todos los requisitos necesarios para que prospere. El apelado se muestra conforme con la declaración de la falta de legitimación activa añadiendo que, subsidiariamente, existe cuestión compleja sin concretar la misma aunque parece deducirse que derivaría del hecho de permanecer la herencia en proindivisión.
Partiendo del hecho objetivo de que consta en el propio escrito de personación de los actores, por sucesión procesal, que presentan la demanda en beneficio de la comunidad hereditaria, abierta por la muerte de su madre hay que hacer constar que: a) La demanda no se dirige contra un coheredero, sino contra un tercero pues la demandada, si bien estuvo casada con un hijo de la causante, este premurió por lo que ningún derecho adquirió de la misma y por lo tanto ninguno pudo transmitirla; b) Que como señala la AP de Madrid (Sección 14ª), en sentencia de 13 de octubre de 1999 que la l