CARGANDO...

 

SP/SENT/78080

AP Zaragoza, Sec. 4.ª, 474/2005, de 14 de septiembre

Recurso 59/2005. Ponente: JAVIER SEOANE PRADO.
 No probado de forma plena la incapacidad, se presume capacidad suficiente para testar
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
Se aceptan los correlativos de la sentencia recurrida; y
PRIMERO.- La anterior sentencia contiene la parte dispositiva siguiente: "FALLO: Que desestimando la demanda planteada por la representación procesal de Dª Carina, D. Juan Manuel, D. Valentín y Dª Marta contra Dª Almudena, debo absolver y absuelvo a ésta libremente de la pretensión de la parte actora, sin hacer condena en costas.
Se alza y deja sin efecto la medida cautelar de anotación preventiva de la demanda adoptada mediante auto de 11 de diciembre de 2003".
SEGUNDO.- Notificada dicha sentencia a las partes, por la representación procesal de la demandante, se interpuso en tiempo y forma contra la misma recurso de apelación. Dado traslado a la parte demandada, formuló oposición al presente recurso remitiéndose los autos originales a esta Audiencia Provincial, Sección Cuarta.
TERCERO.- Recibidos los autos, formado el correspondiente rollo, sin celebración de Vista, se señaló para deliberación y votación el día 13 de septiembre de 2005, en que tuvo lugar.
CUARTO.- En la sustanciación de ambas instancias se han observado las prescripciones legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
Se aceptan los de la resolución recurrida en tanto no se opongan a los de la presente resolución y;
PRIMERO.- Los hermanos D. Juan Manuel, Dª Marta, D. Valentín y Dª Carina demandan su también hermana Dª Almudena en pedimento de que se declare la nulidad del testamento abierto otorgado por la madre de todos ellos, Dª María Milagros, a las 11''''45 horas del día 5-7-2000 ante el notario de Zaragoza D. Francisco Asís Sánchez-Ventura Ferrer depositado bajo el nº 6596 de su protocolo por haberlo otorgado careciendo de capacidad para hacerlo debido que desde 1998, presentaba un trastorno simple de memoria, y en marzo de 2000 una desorientación temporo- espacial, deterioro severo y demencia alzheimer, que le incapacitaba para realizar actos jurídicos como testar, vender o comprar, y que, en consecuencia, se declare la nulidad de los actos jurídicos realizados en ejecución de dicho testamento, y que la sucesión de la expresada causante se ha de deferir por las reglas del ab intestato, de la compilación aragonesa y de la normas prevista en el CC.
En apoyo jurídico de su pretensión alega los arts.662 CC, 663 CC (en relación con el art. 743 CC y art. 108 de la L 1/1999, aragonesa de sucesiones por causa de muerte), 666 CC y 912 CC y ss, 930 CC y ss, y art. 1 ley aragonesa L 1/1999, de sucesiones por causa de muerte). Asimismo invoca la jurisprudencia que estimó procedente recaída en interpretación de los mencionados preceptos.
-->