CARGANDO...

Asesor Fiscal

SP/DGT/74165

Consulta DGT V3257-20, de 30 de octubre de 2020. Vinculante

Se plantea si dichas obras tienen la consideración de reparación y conservación para su posible deducción o de mejoras para su posible amortización. En caso de ser mejora solicita saber cómo se procede a su amortización.

SG de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas
Gestión Documental
Normativa
LIRPF, Ley 35/2006, Art. 23RIRPF, RD 439/2007, Art. 14
Descripción
La consultante quiere destinar dos pisos a su arrendamiento. Para llevarlo a cabo pretende realizar una serie de obras como son la sustitución de las canalizaciones de agua y electricidad y sus contadores, sustitución y reparación de suelos, ventanas y persianas, pintado de paredes y obras de albañilería.
Cuestión
Se plantea si dichas obras tienen la consideración de reparación y conservación para su posible deducción o de mejoras para su posible amortización. En caso de ser mejora solicita saber cómo se procede a su amortización.
Contestación
Partiendo de la consideración de que el arrendamiento no se realizará como actividad económica por no reunir los requisitos previstos en el artículo 27.2 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de No Residentes y sobre el Patrimonio (BOE de 29 de noviembre), en adelante LIRPF, los rendimientos que pueda generar el arrendamiento de la vivienda constituyen rendimientos del capital inmobiliario.
El artículo 23.1 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (BOE del día 29), en adelante LIRPF, recoge los gastos que, para la determinación del rendimiento neto del capital inmobiliario, podrán deducirse de los rendimientos íntegros. En desarrollo de dicho artículo, el artículo 13 del Reglamento del Impuesto, aprobado por el Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo (BOE del día 31), en adelante RIRPF, dispone que "tendrán la consideración de gasto deducible para la determinación del rendimiento neto del capital inmobiliario todos los gastos necesarios para su obtención.
En particular, se considerarán incluidos entre los gastos a que se refiere el párrafo anterior:
a) Los intereses de los capitales ajenos invertido