CARGANDO...

Penal

TS, Sala Segunda, de lo Penal, Pleno, n.º , 536/2023, de 3 de julio. Recurso 10096/2023

Ponente: MANUEL MARCHENA GOMEZ
SP/SENT/1190584
RESUMEN

DERECHO TRANSITORIO: se desestima el recurso del condenado como autor de un delito de agresión sexual intimidatoria con uso de armas. No existe favorabilidad. Inaplicación Disposición Transitoria 5ª del CP de 1995.

Gestión Documental
 No cabe revisar la pena, el cálculo que lleva a la defensa a estimar más favorable la pena por la agresión sexual agravada con la redacción de la LO 10/2022 parte de un error
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- El Juzgado de Instrucción núm. 51 de Madrid incoó Procedimiento Sumario Ordinario con el núm. 3/2009, por delitos de agresión sexual y robo contra D. Alfonso y una vez concluso, lo remitió a la Audiencia Provincial de Madrid, cuya Sección Tercera, dictó sentencia en el Rollo núm. 1/2010 de fecha 20 de julio, que contiene los siguientes hechos probados:
"Probado, y así expresa y terminantemente se declara que, sobre las 5:00 horas del día 9 de mayo de 2009 el procesado Alfonso, con N.I.E. NUM000, nacido en Bolivia el NUM001/1984, sin permiso para residir en España, mayor de edad y sin antecedentes penales, se aproximó a Marisa que, en ese momento, se disponía a entrar en el portal de su domicilio sito en la CALLE000 n° NUM002 de Madrid. Una vez dentro del portal, el procesado tras colocar un cuchillo en el pecho y en el cuello de Marisa y, movido por el ánimo de obtener un ilícito beneficio patrimonial, la exigió la entrega de todo lo que llevara encima, apoderándose del reloj, cinco pulseras, dos anillos, un teléfono móvil y 30 euros.
Acto seguido, mientras que el procesado sostenía con una mano el cuchillo que aplicaba al cuello y al tórax de la víctima, comenzó a realizar con la otra mano, tocamientos a Marisa, por debajo de la ropa, en la zona del pecho y entrepierna llegando a introducirle un dedo en la vagina. Después y sin soltar en ningún momento el cuchillo con el que la amedrentaba, la obligó a ponerse de rodillas y a
También puedes adquirir este documento o suscribirte para acceder a todos los contenidos