CARGANDO...

Violencia Doméstica y de Género

TS, Sala Segunda, de lo Penal, 98/2020, de 5 de marzo. Recurso 10372/2019

Ponente: ANA MARIA FERRER GARCIA
SP/SENT/1042318
Gestión Documental
 Idoneidad y suficiencia del testimonio de la víctima como prueba de cargo, sin que el retraso en denunciar o no recordar concretamente las fechas sean elementos distorsionadores en una víctima sometida a un ambiente de opresión por la violencia
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
 Se aprecia la afectación por consumo de drogas del acusado en los comportamientos encaminados a adquirir sustancias para saciar sus hábitos, pero no en relación con el escenario de dominación violenta que impuso conscientemente
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
 Las dos violaciones en un contexto de dominación impuesto por el acusado en su relación de pareja tienen individualidad propia, hay una diferente entre ellas de 15 días: no es aplicable la continuidad delictiva
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- El Juzgado de Instrucción num. 1 de DIRECCION000 incoó sumario num. 272/2017, por delito de agresiones sexuales y violencia de género y una vez concluso lo remitió a la Audiencia Provincial de Lugo (Sección 2º Rollo 13/2017), que con fecha 6 de noviembre de 2018, dictó sentencia que contiene los siguientes HECHOS PROBADOS: "El procesado, Ángel Daniel, mayor de edad y con antecedentes penales no computables a efectos de reincidencia, casado con Sonia desde el año 2002 y con dos hijas menores Cecilia (nacida el NUM000 - 2005) y Amalia (de dos años y medio en el momento de la denuncia), era consumidor habitual de cocaína desde hacía varios años. Tal consumo se vio agravado en los últimos dos años de matrimonio hasta ser denunciado por su esposa en julio del año 2017.
PRIMERO.- El procesado sometió a su mujer, Sonia, a continuos episodios de violencia con exigencias de dinero para poder comprar la sustancia que consumía, amedrentando a su mujer con hacerle daño a las niñas, no dejarlas salir y matarlos a todos. Ante la imposibilidad de Sonia de darle el dinero que exigía, el procesado empleaba tanto amenazas como violencia física con golpes, empujones, puñetazos y agresiones a Sonia y también a las niñas además de tirar objetos y proferir amenazas continuas de muerte a toda la familia. La situación se hizo insostenible para Sonia y sus hijas las cuales vivían atemorizadas por su marido y padre, de tal forma que la esposa le planteó al procesado en varias ocasiones
También puedes adquirir este documento o suscribirte para acceder a todos los contenidos