CARGANDO...

Artículo Monográfico. Marzo 2013

SP/DOCT/17176

Principios básicos que rigen la actuación del mediador

José Arsuaga Cortázar. Magistrado-Juez del Juzgado de 1.ª Instancia n.º 1 de Santander. Juez Decano de Santander

Introducción
Se afirmó con anterioridad que la Directiva de 21 de mayo de 2008 define de forma muy amplia al mediador (art. 3) como "todo tercero a quien se pida que lleve a cabo una mediación de forma eficaz, imparcial y competente, independientemente de su denominación o profesión en el Estado miembro en cuestión y del modo en que haya sido designado o se le haya solicitado que lleve a cabo su actuación". No lo define la Ley catalana 15/2009, de 22 de julio, que sí repara en los criterios de su actuación y en sus deberes (arts. 13 y 14). En igual sentido, la Ley de Cantabria 1/2011, de 28 de marzo. Precisamente por dedicar un capítulo completo, el Anteproyecto de 2010, al estatuto del mediador incorporaba un artículo, el 13, que más que una definición contenía una descripción de su cometido y forma de actuación. Indicaba así que "A los efectos de esta Ley se entiende por mediador aquella persona inscrita como tal en el Registro de mediadores y de instituciones de mediación del Ministerio de Justicia, a quien se solicite que preste sus servicios para llevar a cabo una mediación de forma eficaz, imparcial, neutral y competente, con respeto al principio de confidencialidad y que cumpla con las condiciones exigidas en el artículo 14". Tal compendio de su contenido no se mantuvo en el Proyecto de 2011 ni en la Ley 5/2012, de 6 de julio, que sí se detiene en las condiciones para ejercer la función (art. 11) y en las reglas generales de su actuación (art. 13).
Resc
ato el compendio de cualidades de un buen mediador, en la formulación de L. Singer, según el cual debe tener "la paciencia de Job, la sinceridad de un inglés, el ingenio de un irlandés, la resistencia física de un maratoniano, la habilidad para escabullirse de un futbolista, la astucia de Maquiavelo, la aptitud para conocer la personalidad de un psiquiatra, la capacidad para ganarse la confianza de un mudo, la piel de un rinoceronte y la sabi

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados