CARGANDO...

Encuesta Jurídica. Febrero 2016

SP/DOCT/19632

A la vista de la nueva redacción del art. 156 CC por la Ley 15/2015, de la Jurisdicción Voluntaria, ¿cabe recurso de apelación contra todas las resoluciones dictadas por diferencia de criterio en el ejercicio de la patria potestad?

Coordinadora: Pilar Gonzálvez Vicente. Magistrada de la Sección 22.ª de la Audiencia Provincial de Madrid

Respuestas
Todas las respuestas coinciden en Señalar que cabe recurso de apelación contra las resoluciones dictadas dentro de este marco legal por diferencia de criterio en el ejercicio de la patria potestad.
Se ponen de relieve en todas ellas matices y aspectos importantes que se han de tener en cuenta:
– El recurso de apelación no tendrá efectos suspensivos.
– Esta posibilidad ya se admitió por la jurisprudencia en determinados supuestos bajo la vigencia del anterior texto legal, donde expresamente incluía la expresión: "sin ulterior recurso".
– Estamos ante un precepto sustantivo, que contiene indudables matices procesales.
– Los Tribunales deberían identificar claramente cuándo nos hallamos ante casos del art. 156 CC, aplicando las máximas cautelas cuando sea clara la intención de entorpecer el normal ejercicio de la patria potestad.
– Aunque suponga ralentizar este tipo de procesos, los dota de mayor seguridad jurídica.
– La voluntad del legislador ha sido la de ampliar la protección jurisdiccional al menor y extender el derecho de este a "ser oído y escuchado".
Carreras Maraña, Juan Miguel
Magistrado de la Audiencia Provincial de Palencia
La cuestión planteada se suscita ante la circunstancia de que, en realidad, por el cauce del art. 156 CC no se resuelve conflicto ni controversia alguna entre partes, sino que su contenido y naturaleza se limitan a que el Juez determine qué progenitor decide en una cuestión derivada del ejercicio de la patria potestad en caso de discrepancia y falta de acuerdo. Esta idea podría llevar a pensar que, como "solo se decide quién decide", no debería admitirse recurso alguno, pues solo se resuelve un desacuerdo puntual o reiterado entre progenitores sobre un derecho propio en el devenir ordinario del ejercicio de la patria potestad.
Ahora bien, esta interpretación, derivada de la naturaleza y objeto sustantivo de la cuestión analizada, choca con su regulación procesal y su ordenación sistemática dentro de la Ley 15/2015. Así, en su art. 86 LJV, bajo la rúbrica "De la intervención judicial en los casos de desacuerdo en el ejercicio de la patria potestad", se dice que "Se aplicarán las disposiciones de esta sección cuando el Juez deba intervenir en los casos de desacuerdo en el ejercicio de la patria potestad ejercitada conjuntamente por los progenitores", y luego se regula la competencia y legitimación. Ello supone que el trámite para resolver las discrepancias sobre el ejercicio de la patria potestad tiene la naturaleza de expediente judicial y que se aplica la disposición común del art. 85 LJV, pues se dice: "En los expedientes a
que se refiere este Capítulo (...)".Consecuencia de ello es que será de aplicación, y parece difícil poder eludir y obviar, lo que dispone el art. 20-2 LJV cuando establece: "las resoluciones definitivas dictadas por el Juez en los expedientes de jurisdicción voluntaria podrán ser recurridas en apelación por cualquier interesado que se considere perjudicado por ella, conforme a lo dispuesto en la L

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados