CARGANDO...

AP Murcia, Sec. 1.ª, 200/2007, de 2 de julio

SP/SENT/137975

Recurso 237/2007. Ponente: ALVARO CASTAÑO PENALVA.

La delegación del padre de la responsabilidad y cuidados del menor en otra hija, utilización de ambos para obtener ayudas sin asumir su rol parental revelan la certeza de la situación de desamparo 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- El Juzgado de instancia citado dictó con fecha 18 de diciembre de 2.006 en los autos principales de los que dimana el presente Rollo, la sentencia cuya parte dispositiva, transcrita en lo que interesa, dice así: "FALLO: Que desestimando la demanda presentada por Don Silvio , debo declarar y declaro no haber lugar a la modificación de las resoluciones del Issorm referenciadas en los antecedentes fácticos, sin hacer expresa condena en las costas de esta instancia."
SEGUNDO.- Contra la anterior sentencia, en tiempo y forma, la representación del actor interpuso recurso de apelación, del que se dio traslado a la parte contraria, oponiéndose. Posteriormente se remitieron los autos originales a esta Audiencia en la que se formó el oportuno Rollo por la Sección Primera con el núm. 237/07 , donde se personaron ambas partes, con las representaciones citadas en el encabezamiento. Por providencia de 30 de mayo de 2.007 se señaló la deliberación, votación y fallo del recurso para el 25 de junio siguiente, en que ha tenido lugar
TERCERO.- En la sustanciación de ambas instancias se han observado las prescripciones legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
Se aceptan los de la sentencia de instancia.
PRIMERO.- La resolución impugnada confirma la declaración de desamparo del menor dictada por la Entidad Pública apoyándose en que durante el tiempo en que el hijo estuvo con su padre, el ahora demandante no cumplió adecuadamente sus obligaciones paterno-filiales, consintiendo el maltrato al que su progenitora lo sometía y que ésta obtuviese su guarda en el proceso de separación, pese a constarle su enfermedad mental y su agresividad para con el niño, no proporcionándole la necesaria asistencia moral y material, quedando en situación de abandono, sin que el contexto actual sea diferente al no disponer de una vivienda digna y de un empleo.
Frente a ello denuncia el recurrente error en la apreciación de la prueba, destacando que no hubo la pasividad que se describe, pues él interpuso numerosas denuncias contra la madre, obteniendo condenas penales y una orden de alejamiento, todo ello para evitar situaciones de maltrato hacia el menor y pese a no ostentar él su custodia; que su otra hija María Jesús declaró en el juicio cómo su padre la había protegido siempre a ella y a su hermano frente a su madre; que si en el proceso de separación se encomendó a la madre la guarda fue por un problema con los abogados de oficio, pero que en cualquier caso él tuvo la guarda de hecho; que sí le prestó la atención material y moral, como lo evidencian los informes técnicos unidos al expediente administrativo, señalando u
no de ellos que hasta diciembre de 2.003 la evolución fue correcta y otro, de 2 de marzo de 2.004, cuando la madre abandona los hijos en Molina de Segura, que explica que el niño evoluciona bien (asiste al colegio, bien nutrido, apegado a su padre y hermana, etc.), y en el informe de ingreso de 24 de febrero de 2.006 consta que el aspecto general del menor es bueno y que no hay malos tratos físicos; que él viene trabajando y, cuando no lo hace, c

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Formación Recomendada

Productos Recomendados