CARGANDO...

DGRN/DGSJFP, de 23 de diciembre de 2002

SP/SENT/44789

Anteponer la preposición "de" al primer apellido y posterior al nombre propio no entre primer y segundo apellido 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
1. Por escrito recibido en el Registro Civil de G. el 24 de abril de 2002, don A. R. S., vecino de dicho municipio, solicitaba la anteposición de la partícula "de" a su apellido materno en su inscripción de nacimiento por ser "S." nombre propio nominación de un pueblo de Álava y haber sido utilizado por sus antepasados. Adjuntaba los siguientes documentos: copia del DNI y de una gramática de la lengua española.
2. El Juez Encargado del Registro Civil dictó acuerdo con fecha 24 de abril de 2002 denegando lo solicitado por no estarse en presencia de ninguna de las situaciones contemplada en el artículo 195 RRC.
3. Notificada la resolución al interesado, éste presentó recurso ante la Dirección General de los Registros y del Notariado alegando que lo establecido en el artículo 195 RRC a favor del elemento paterno tenía que extenderse necesariamente al materno por principio de estructura genética y por la Ley, invocando el artículo 14 C.E.
4. De la tramitación del recurso se dio traslado al Ministerio Fiscal que interesó la confirmación de la resolución recurrida. El Juez Encargado del Registro Civil confirmó la resolución recurrida y ordenó la remisión de las actuaciones a la Dirección General de los Registros y del Notariado.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
I. Vistos el artículo 195 del Reglamento del Registro Civil y la Resolución de 11-3. ª de septiembre de 2000.
II. El artículo 195 del Reglamento permite por simple petición anteponer la preposición "de" al primer apellido que sea normalmente nombre propio o que empiece por tal. Esta posibilidad, que tiende a evitar confusiones entre los nombres propios y los apellidos, no es de aplicación al caso presente, no ya sólo porque se intenta esa anteposición al segundo apellido, sino fundamentalmente porque, siendo este apellido S., la norma ha de entenderse limitada a los apellidos que sean normalmente nombres de pila, como "Juan", "Pedro" o "Pablo", pero no alcanza a un vocablo que no es nombre de pila, aunque gramaticalmente como todo apellido sea un nombre propio. Solo hay peligro de confusión entre el nombre y los apellidos cuando estos últimos son conocidos como nombres.

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados