CARGANDO...

AP Pontevedra, Sec. 2.ª, 42/2003, de 26 de febrero

SP/SENT/48244

Recurso 10/2003. Ponente: ANGELA IRENE DOMINGUEZ VIGUERA FERNANDEZ.

La sordera no constituye error invalidante; sí las anomalías psíquicas 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO: En los autos a que este rollo se refiere, en fecha 8 de Noviembre de 2002, el Jdo. 1. Instancia e Instrucción n° 1 de Caldas de Reis, dictó Sentencia, cuyo FALLO textualmente dice: "Que desestimando la demanda promovida por D. Carlos Miguel contra Dña. Gema y el Ministerio Fiscal, absuelvo a dichos demandados de sus pretensiones, con imposición de las costas causadas en la instancia a la parte demandante."
Y contra dicha Sentencia, por la representación de la parte demandante se interpuso recurso de apelación al amparo de lo dispuesto en el art. 455 y siguientes de la LEC 1/2000, de 7 de Enero, formalizando oposición la parte demandada Dña. Gema , y remitiéndose las actuaciones a esta Audiencia Provincial.
De conformidad con lo dispuesto en el art. 465 de la mencionada LEC se señaló el día 19 de Febrero de 2003 para deliberación, votación y fallo del recurso.
SEGUNDO: En la tramitación de esta instancia se han cumplido las prescripciones y términos legales, siendo Ponente el Magistrado Sra. ANGELA IRENE DOMINGUEZ VIGUERA FERNÁNDEZ, quien expresa el parecer de la Sala.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
Se aceptan los fundamentos jurídicos de la sentencia apelada en tanto no contradigan lo expuesto a continuación.
PRIMERO: Se insta en la demanda la nulidad del matrimonio contraído entre los cónyuges litigantes en 22 de Noviembre de 1997, según la causa cuarta del art. 73 del CC, por error en las cualidades personales de la demandada, que vició el consentimiento del demandante prestado al tiempo de contraer matrimonio y que afectaban a aspectos esenciales de la personalidad del cónyuge, ya existentes al tiempo de la celebración y que por ser desconocidos originaron una creencia equivocada en el actor que contrajo matrimonio en la ignorancia de que tales defectos psíquicos, a que se alude en la demanda, afectaban a la demandada. Tal pretensión fué desestimada en la resolución apelada, concluyendo, que las anomalías psíquicas apuntadas en el informe médico obrante en la causa, aunque existentes al tiempo de contraer matrimonio, no ostentaban relevancia bastante para invalidar el consentimiento. Y en cuanto a las de carácter físico también padecidas por la demandada, eran de fácil percepción al tiempo de contraer matrimonio.
SEGUNDO: Solo se comparte esta última apreciación del juzgador de instancia pues es evidente que la sordera y consiguientes dificultades de expresión de la demandada, eran fácilmente perceptibles durante los cuatro meses de noviazgo previo al contrato matrimonial, y por ello no pueden fundar en error inv
alidante. Pero sin embargo no lo eran, las deficiencias psíquicas que también padece, acreditadas mediante el informe del médico especialista en psiquiatría, obrante en la causa, por lo que, resta por determinar, si las mismas, al ser ignoradas por el actor, afectaban a una correcta formación del consentimiento.La jurisprudencia viene señalando, que este error en las condiciones del cónyuge ha de afectar a c

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

¿Quieres ver este documento y muchos más totalmente gratis?

Disfrútala durante 3 días

Durante 3 días

No incluye Formularios

Rellena el siguiente formulario para darte de alta en el TOP Jurídico Familia y Sucesiones y te enviaremos tu clave demo para que empieces a utilizarla inmediatamente:

Al pulsar el siguiente botón aceptas el tratamiento de tus datos personales

Información básica sobre Privacidad y Protección de Datos

Responsable: Editorial Jurídica sepín, S. L.

Finalidades principales: Para la contratación de servicios y productos de sepín.

Envío de información sobre productos y servicios a través de cualquiera de los medios de contacto facilitados

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o previo consentimiento.

Derechos: Si deseas conocer la información sobre tus datos, corregir errores, suprimir datos, limitar su tratamiento o pedir que se trasladen a otra entidad, puedes ejercer los derechos que te reconoce el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) dirigiéndote a Editorial Jurídica sepín, a la dirección postal c/ Mahón, 8 – 28290 Las Rozas (Madrid) o a la dirección de correo electrónico delegadodeprotecciondedatos@sepin.es para acceder, rectificar, suprimir, oponerte, limitar, portar tus datos personales y a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de tus datos, acompañando un documento identificativo junto con la solicitud. Igualmente, podrás ejercitar tus derechos a través de los formularios on·line que ponemos a tu disposición en nuestra web. Tienes derecho a presentar reclamación ante la autoridad de control.

Información Adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.sepin.es/informacion-legal/politica-privacidad.asp

Productos Recomendados