CARGANDO...

AP Córdoba, Sec. 3.ª, 264/2003, de 24 de noviembre

SP/SENT/53029

Recurso 262/2003. Ponente: FRANCISCO ANGULO MARTIN.

Presencia cautelar de la abuela durante el ejercicio las visistas dadas las anomalías psíquicas del padre 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Que seguido el juicio por sus trámites se dictó sentencia por el Sr. Juez del JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA NUMERO 3 DE CORDOBA cuyo fallo es como sigue: "Que estimando, en parte, la demanda presentada por la procuradora Sra. Durán López, en nombre y representación de D. Eduardo , contra Dª Teresa , debo declarar y declaro la separación del matrimonio formado por ambos, con todos los pronunciamientos legales inherentes a dicha resolución, elevando a definitivas las medidas acordadas en el auto de fecha 26 de marzo de 2.003 por el que se establecían las Medidas provisionales o Coetáneas a la demanda de separación.- Todo ello sin hacer expresa imposición en costas.".
SEGUNDO.- Que contra dicha resolución se interpuso en tiempo y forma recurso de apelación por la representación de Eduardo que fue admitido en ambos efectos, oponiéndose al mismo la parte contraria, remitiéndose los autos a este Tribunal y dándose traslado de los mismo al Magistrado Ponente para que dictara la resolución procedente.
TERCERO.- Que en la tramitación de las dos instancias de este juicio se han observado las prescripciones legales.
Aceptando los fundamentos jurídicos de la resolución recurrida
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Frente a la sentencia de fecha 23 de mayo del año en curso, dictada en estos autos por el Juzgado de Primera Instancia nº 3 de los de esta ciudad, se alza en apelación Eduardo, articulando su recurso sobre dos extremos, relativo el uno a la atribución de la vivienda, y el otro a la presencia cautelar de la abuela del menor durante el ejercicio del derecho de visitas que le fuera concedido.
SEGUNDO.- Respecto del primero de los temas, las posturas de ambos litigantes se muestran contradictorias, no siendo cierto, como se dice en el escrito de impugnación, que la vivienda carezca del carácter conyugal, no pudiendo olvidarse que es el mismo recurrente quien comienza por reconocerlo así en el hecho quinto de su demanda, y ahora no puede ir contra sus propios actos.
Tampoco puede perderse de vista conforme, al art. 96 del Codigo Civil, que no es al cónyuge separado al que se le atribuye el uso de la vivienda como derecho propio, sino a los hijos que quedan en su compañía, en beneficio de estos, y como anejo a ello, por lo que, si como en este caso sucede, ella muestra su intención de hacerlo, aunque por el momento viva con sus padres, y, recaba para sí el derecho e intención de continuar abonando la mitad del pago de la hipoteca que sobre él pesa, y afirma sin contradicción el haber estado pagando atrasos y gastos por este y otros conceptos relativos al inmueble en cuestión, el argumento del recurrente carece de virtualidad suficiente como
para que su pretensión pueda obtener favorable acogida, en tanto, siempre le queda la solución que la sentencia brinda, la de la liquidación de la sociedad de gananciales.TERCERO.- Por lo que al segundo de los motivos de recurso hace, debe correr igual suerte que el anterior, pues, con independencia de sobre cual de las abuelas debe recaer el peso material de la caución - la sentencia dice q

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

¿Quieres ver este documento y muchos más totalmente gratis?

Disfrútala durante 3 días

Durante 3 días

No incluye Formularios

Rellena el siguiente formulario para darte de alta en el TOP Jurídico Familia y Sucesiones y te enviaremos tu clave demo para que empieces a utilizarla inmediatamente:

Al pulsar el siguiente botón aceptas el tratamiento de tus datos personales

Información básica sobre Privacidad y Protección de Datos

Responsable: Editorial Jurídica sepín, S. L.

Finalidades principales: Para la contratación de servicios y productos de sepín.

Envío de información sobre productos y servicios a través de cualquiera de los medios de contacto facilitados

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o previo consentimiento.

Derechos: Si deseas conocer la información sobre tus datos, corregir errores, suprimir datos, limitar su tratamiento o pedir que se trasladen a otra entidad, puedes ejercer los derechos que te reconoce el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) dirigiéndote a Editorial Jurídica sepín, a la dirección postal c/ Mahón, 8 – 28290 Las Rozas (Madrid) o a la dirección de correo electrónico delegadodeprotecciondedatos@sepin.es para acceder, rectificar, suprimir, oponerte, limitar, portar tus datos personales y a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de tus datos, acompañando un documento identificativo junto con la solicitud. Igualmente, podrás ejercitar tus derechos a través de los formularios on·line que ponemos a tu disposición en nuestra web. Tienes derecho a presentar reclamación ante la autoridad de control.

Información Adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.sepin.es/informacion-legal/politica-privacidad.asp

Productos Recomendados