CARGANDO...

AP Granada, Sec. 4.ª, 50/2004, de 26 de enero

SP/SENT/54908

Recurso 246/2003. Ponente: JUAN FRANCISCO RUIZ RICO RUIZ.

La convivencia se mantuvo con posterioridad a la presentación de la demanda de separación matrimonial 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- La referida sentencia, fechada en once de noviembre de dos mil dos, contiene el siguiente fallo: "Que estimando en parte la demanda formulada por el procurador Sr/a Alba M. Navarro Vidal en nombre y representación de D. Jorge frente a Dª Elvira , representada por el procurador Sra. María L. Torrecillas Cabrera, debo decretar y decreto el divorcio legal, con todos los efectos legales, manteniendo la vivienda conyugal para el esposo y la pensión de alimentos y una pensión compensatoria por desequilibrio económico a favor de Dª Elvira y a cargo de su esposo de 500 euros mensuales revalorizable según el I.P.C."
SEGUNDO.- Substanciado y seguido el recurso de apelación interpuesto por la parte demandante , se dio traslado a las demás partes para su oposición o impugnación; elevándose posteriormente las actuaciones a éste Tribunal señalándose día y hora para Votación y Fallo.
TERCERO.- Han sido observadas las prescripciones legales de trámite.
Siendo Ponente el Magistrado Iltmo. Sr. D. JUAN FRANCISCO RUIZ RICO RUIZ.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Siguiendo un orden lógico de resolución de las numerosas cuestiones planteadas en esta apelación, parece oportuno analizar, en primer lugar, si corresponde declarar el divorcio vincular o meramente la separación matrimonial, solicitada subsidiariamente. El Juez de instancia hizo una interpretación laxa y flexible del Art. 86,2º del Código Civil a fin de incardinar el supuesto contemplado en dicha norma. Tal postura no es, en realidad, rechazada por la parte impugnante cuando sostiene que "podíamos compartir el criterio del Juzgador, de que sería absurdo estimar la separación hoy para mañana dictar la de divorcio". Si esta parte recurre la sentencia en este aspecto solo es con la finalidad de justificar que el cese efectivo de la convivencia o ruptura no se produjo en el año 1998, con motivo de la presentación de la demanda de separación de mutuo acuerdo que no fue admitida a trámite, sino que la convivencia continuó hasta el mes de abril del 2001, es decir, pocos meses antes de la presentación de la demanda que nos ocupa (octubre del 2001). Todo ello con las miras de justificar la situación de desequilibrio reciente que fundamente la necesidad de fijar una pensión compensatoria.
En efecto, de las pruebas practicadas (préstamos suscritos por ambos esposos y declaraciones fiscales conjuntas) junto al propio reconocimiento del actor, hemos de dar por probado que la convivencia en el domicilio conyugal se mantuvo des
pués de aquella tentativa de separación, concretamente hasta la mencionada fecha de abril del 2.001. Sin embargo, resulta ajustado el criterio del Juez a quo de conceder el divorcio en base al Art. 86,2º por haber transcurrido más de un año de cese efectivo de la convivencia hasta la fecha del dictado de la sentencia, evitando de esta forma un innecesario litigio posterior.SEGUNDO.- La cuestión más controver

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

¿Quieres ver este documento y muchos más totalmente gratis?

Disfrútala durante 3 días

Durante 3 días

No incluye Formularios

Rellena el siguiente formulario para darte de alta en el TOP Jurídico Familia y Sucesiones y te enviaremos tu clave demo para que empieces a utilizarla inmediatamente:

Al pulsar el siguiente botón aceptas el tratamiento de tus datos personales

Información básica sobre Privacidad y Protección de Datos

Responsable: Editorial Jurídica sepín, S. L.

Finalidades principales: Para la contratación de servicios y productos de sepín.

Envío de información sobre productos y servicios a través de cualquiera de los medios de contacto facilitados

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o previo consentimiento.

Derechos: Si deseas conocer la información sobre tus datos, corregir errores, suprimir datos, limitar su tratamiento o pedir que se trasladen a otra entidad, puedes ejercer los derechos que te reconoce el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) dirigiéndote a Editorial Jurídica sepín, a la dirección postal c/ Mahón, 8 – 28290 Las Rozas (Madrid) o a la dirección de correo electrónico delegadodeprotecciondedatos@sepin.es para acceder, rectificar, suprimir, oponerte, limitar, portar tus datos personales y a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de tus datos, acompañando un documento identificativo junto con la solicitud. Igualmente, podrás ejercitar tus derechos a través de los formularios on·line que ponemos a tu disposición en nuestra web. Tienes derecho a presentar reclamación ante la autoridad de control.

Información Adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.sepin.es/informacion-legal/politica-privacidad.asp

Productos Recomendados