CARGANDO...

AP Valencia, Sec. 10.ª, 248/2004, de 27 de abril

SP/SENT/58650

Recurso 191/2004. Ponente: José Enrique de Motta García España.

El abandono del hogar al poco tiempo de casarse delata la intención oculta de la esposa de legalizar su situación en España 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- En dichos autos por el Iltmo. Sr. Juez de Primera Instancia nº 5 de Alzira, en fecha 9 de diciembre de 2003, se dictó Sentencia cuya parte dispositiva es como sigue : " Que estimando la demanda formulada por la Procuradora Dª Asunción Pérez Alarcó, en nombre y representación de D. Jose Pedro , asistido del Letrado D. Antonio Castillo de la Vega, contra Dª Rocío , representada por la Procuradora Dª Sara Blanco Lletí, asistida de la letrado Dª Encarna Hernández Yuste, y desestimando la demanda de separación interpuesta por esta última contra D. Jose Pedro , debo declarar y declaro la NULIDAD DEL MATRIMONIO celebrado entre los expresados, con todos los efectos legales inherentes a dicha declaración; todo ello sin hacer expresa imposición de costas a ninguna de las partes."
SEGUNDO.- Contra dicha Sentencia por la representación procesal de la parte demandada se interpuso recurso de apelación, y verificados los oportunos traslados a las demás partes para su oposición al recurso o impugnación a la sentencia se remitieron los autos a esta Secretaría donde se formó el oportuno rollo, señalándose el día 27 de abril de 2004 para la deliberación, votación y fallo del recurso, sin celebración de vista, al no haberse considerado necesaria ésta ni instado por las partes el recibimiento del pleito a prueba.
TERCERO.- Que se han observado las formalidades y prescripciones legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- La parte apelante se limita en su recurso, tras hacer una exposición de su matrimonio, a manifestar en el hecho cuarto que no hay causa de nulidad y sí de separación mas sin alegar cuáles son las pruebas de la no existencia de la causa de nulidad ni realizar una crítica de las pruebas en las que se ha basado la Juzgadora de instancia para estimar la demanda. Ello por sí sólo ya sería causa bastante para la desestimación del recurso a la vista de la minuciosidad de los razonamientos jurídicos de la sentencia, pero con el fin de garantizar al máximo la tutela judicial efectiva, procede el estudio de los presentes autos.
SEGUNDO.- Tal como sostiene la Juez "a quo" en la sentencia apelada, la existencia de reserva mental como causa de nulidad matrimonial es de difícil probanza. El Tribunal comparte de forma genérica tal afirmación, pues, ciertamente, ni el Juzgador, ni nadie, tienen la posibilidad de conocer con total exactitud la voluntad interna de una persona, salvo ella misma. Sin embargo, se puede deducir la falta de consentimiento del análisis de los hechos previos, coetáneos y posteriores y del comportamiento del "contrayente", teniendo en cuenta que en un proceso lógico de actuación, la voluntad negocial declarada conlleva, al menos, la predisposición de la persona a su cumplimiento. De ahí que, partiendo de la dificultad de la utilización de medios de prueba demostrativos de la discordancia consciente declarativo-volitiva, deba acudirse a la relevancia que ti
ene el juego de las presunciones, que permiten deducir la existencia de reserva mental en el consentimiento de uno de los cónyuges mediante hechos externos y circunstancias objetivas; sin que, obviamente, puedan establecerse estas presunciones de un modo general, sino que deben contemplarse en cada caso en concreto (así, "ad exemplum", la edad, la nacionalidad, las consecuencias administrativas derivadas de tal unión). Nuestro Tribunal Supremo, a

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Formación Recomendada

Productos Recomendados