CARGANDO...

AP Cádiz, Sec. 4.ª, 109/2004, de 29 de septiembre

SP/SENT/62428

Recurso 22/2004. Ponente: Rafael del Río Delgado.

Probada la convivencia de la hija con su pareja y su desinterés en formarse, compete a la demandante la demostración de la falta de veracidad 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Por el Sr. Magistrado del Juzgado de Primera Instancia nº1 de Cádiz dictó Sentencia en fecha 17 de Octubre de 2.003 en los Autos de Juicio Verbal. 500/02 del que este rollo dimana, cuyo Fallo literalmente dice:
"FALLO.- Que estimando parcialmente la demanda interpuesta por el Procurador D. Fernando Lepiani Velázquez en nombre y representación de D. Aurelio , debo declarar y declaro haber lugar a extinguir la prestación por alimentos establecida a favor de Dª Mercedes , así como la reducción de la pensión compensatoria establecida a favor de Dª Elena , que queda fijada en el 20% de los ingresos líquidos mensuales que, por cualquier concepto, perciba el actor; todo ello sin hacer expresa imposición de las costas causadas".
SEGUNDO.- Contra la expresada sentencia interpuso, en tiempo y forma, recurso de apelación la demandada que fue admitido en ambos efectos, y elevados los autos a esta Audiencia y designado Magistrado Ponente, se formó el correspondiente rollo, que quedó visto para sentencia.
TERCERO. - En la tramitación de este recurso, se ha observado las formalidades legales.
CUARTO.- Ha sido Magistrado Ponente el Ilmo. Sr. D .RAFAEL DEL RIO DELGADO.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Basa la apelante el recurso que contra la sentencia interpone, en que, según entiende, el juez a quo ha incurrido en error al valorar la prueba practicada porque no se dan los requisitos que para el cese de la obligación del alimentante de prestar alimentos exige el Código Civil en su artículo , ni tampoco las alteración sustancial de su fortuna que para la modificación de la pensión compensatoria requiere el artículo 100 del mismo Código.
Por ello parece adecuado en opinión de la Sala resaltar algunas consideraciones sobre la materia antes de entrar en el análisis se de dicha prueba
SEGUNDO.- Constituye un hecho desde hace algún tiempo indiscutible en la vida actual el de que pese a que la ley concede a los hijos el pleno goce de sus derechos civiles (art. 322 cc.) al alcanzar la mayoría de edad por cumplir los 18 años (art. 315 cc.) les coloca en situación jurídica que no se corresponde ordinariamente con la autonomía económica, dada la imposibilidad de subvenir por sus propios medios a la satisfacción de las necesidades vitales de vivienda, alimentos, vestidos, instrucción, estudios, etc..., y que determina que a pesar de haber alcanzado la mayoría de edad sigan dependiendo de sus padres. Tal situación encontró la adecuada respuesta del legislador, y así la ley de 15 de octubre de 1.990 añadió un segundo párrafo al artículo 93 del Código civil relativo a la contribución de cada progenitor en caso de separación, nulidad o divorcio,
a la satisfacción de los alimentos de los hijos, estableciendo que "Si convivieren en el domicilio familiar hijos mayores de edad o emancipados que carecieran de ingresos propios, el Juez, en la mis a resolución fijará los alimentos que sean debidos conforme a los artículos 142 y siguientes de este Código". Resulta por ello evidente que la ley ha tratado de evitar desamparar a los hijos mayores que, de hecho, viven bajo la guarda y protección de

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Formación Recomendada

Productos Recomendados