CARGANDO...

DGRN/DGSJFP, de 13 de octubre de 2015

SP/SENT/831320

Ponente: Francisco Javier Gómez Gálligo.

Corresponde la inscripción registral de la adquisición del heredero fundada en testamento que es título sucesorio válido pese a que no se acompañe certificado de últimas voluntades puesto que la Ley de Francia, de donde es el causante, no lo prevé 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
I
Mediante escritura autorizada por el notario de Alicante, don José Nieto Sánchez, el día 26 de mayo de 2015, número 001 de protocolo, don JAIME manifestó y se adjudicó la herencia causada por fallecimiento de doña VIRGINIA, en lo que se refiere a un piso sito en Alicante.
II
Presentada copia de dicha escritura en el Registro de la Propiedad de Alicante número 3, fue calificada con la siguiente nota: «Conforme al artículo 18 de la Ley Hipotecaria (reformado por Ley 24/2001, de 27 de diciembre), y 98 y siguientes del Reglamento Hipotecario: El Registrador de la Propiedad que suscribe, previo examen y calificación del documento presentado por don/doña MARÍA, el día 26/05/2015, bajo el asiento número 001, del tomo 001 del Libro Diario y número de entrada 001, que corresponde al documento autorizado por el notario de Alicante/Alacant José Nieto Sánchez, con el número 001/2015 de su protocolo, de fecha 26/05/2015, ha resuelto no practicar los asientos solicitados en base a los siguientes hechos y
FUNDAMENTOS DE DERECHO
: Hechos: 1) Atendida la nacionalidad francesa de la causante, y existiendo en dicho país, al igual que sucede en el nuestro, un registro de disposiciones de última voluntad, no se acompaña certificado de consulta al Registro Central de Disposiciones de última voluntad. 2) No se acredita, por alguno de los medios establecidos en el art. 36 del Reglamento Hipotecario, que el testamento aportado, otorgado en España, es título sucesorio válido según la legislación francesa, es decir que en la herencia de la causante se han cumplido las formas y solemnidades de dicha legislación (citando los preceptos correspondientes). Fundamentos de Derecho: 1) Artículos 9, 14 y 16 de la Ley Hipotecaria y 51 y 76 y siguientes de su Reglamento. Resolución de la DGRN de 18 de enero de 2005: «9.–.…Tratándose de causantes extranjeros, obviamente (por su vinculación patrimonial o residencial española) ha de presentarse igualmente el correspondiente certificado del Registro español de actos de última voluntad. Mas cabría plantear sí, además, complementariamente, habría o no de exigirse el certificado de algún registro equivalente al país de donde el causante es nacional. Ciertamente no todos los países tienen instaurado un Registro de actos de última voluntad similar al nuestro, en cuanto a sus efectos, y en cuanto a su organización (a pesar del impulso, que sobre este tema, supone el Convenio de Basilea). Nuestro sistema, donde la práctica totalidad de los testamentos son notariales, basado en la obligatoriedad de la comuni
cación que se impone al notario autorizante (o que protocoliza un testamento ológrafo o que autoriza un acta donde se da noticia de su existencia), procura las más altas cotas de seguridad en la apertura de la sucesión intestada. Sin embargo, dada la prevalencia de la nacionalidad del causante a la hora de regir la sucesión, parece una medida oportuna y prudente, y casi obligada si lo exigiese la lex causae, que el notario español también solicit

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.