CARGANDO...

AP Málaga, de 4 de marzo de 1994

SP/SENT/10273

De la redacción de la cláusula octava del contrato podría dar a entender que solo se sujeta la fianza a los daños en el inmueble y mobiliario, pero una interpretación más determinada y conciliadora con los recíprocos intereses en juego, provoca que deba entenderse que sólo se devolvería si no hubiese lugar a devengo alguno, integrándose como tales las rentas que el demandado esperaba obtener durante la vigencia del arrendamiento indebidamente resuelto anticipadamente por el arrendatario, para lo cual le faculta el artículo 56 de la Ley de Arrendamientos Urbanos, pero siempre que indemnice al arrendador con una cantidad equivalente a la renta que corresponda al plazo que quedare por cumplir. En suma, aceptamos que la garantía que las partes denomina fianza estaba sujeta tambien al pago de las rentas que se devengasen, y al haber resuelto el contrato, apenas iniciado, cuando la duración pactada era de tres años, debe entenderse que la cantidad de 1.500.000 pesetas quedaba sujeta a la concreción de los perjuicios.

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados