CARGANDO...

AP Santa Cruz de Tenerife, Sec. 1.ª, 38/2002, de 28 de enero

SP/SENT/36256

Recurso 806/2001. Ponente: ROBERTO ROLDAN VERDEJO.

Falta de acreditación de pago de rentas 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- En los autos y por el referido Juzgado se dictó sentencia, por el Juez Dª. Susana Montañés Antón, en cuya parte dispositiva se contiene el siguiente Fallo: "Que desestimando totalmente la demanda interpuesta por el Procurador de los Tribunales Sr. Santos Díaz en nombre y representación de D. Rafael _____, contra "_____", representada por la Procuradora Sra. Zamora Rodríguez, debo absolver a la entidad demandada de todos los pedimentos formulados en su contra, imponiendo las costas del presente juicio a D. Rafael _____.
SEGUNDO.- Notificada la sentencia a las partes en legal forma, se interpuso recurso de apelación por la representación de la parte demandante, se tuvo por formulado, y fue admitid, remitiéndose las actuaciones a esta Sección formándose el correspondiente Rollo.
TERCERO.- Señalado día y hora para la votación del recurso, tuvo lugar la reunión del Tribunal en el día fijado al efecto.
CUARTO.- En la tramitación del presente recurso se han observado las prescripciones legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- La cuestión planteada en esta litis radica en una acción de resolución de arrendamiento de local de negocio por falta de pago, a la vez que de reclamación de rentas no satisfechas, acciones que se dirigen contra la demandada "_____". La actora manifiesta que celebrado contrato de arriendo de local en 1 de enero de 1975, con una renta actual de 40.000.- pesetas mensuales, el demandado adeuda las rentas correspondientes a los meses de Diciembre de 1999, y los de Febrero, Septiembre, Octubre y Diciembre del año 2000, por un importe total de 200.000.- pesetas adeudadas, que ahora le son reclamadas. Por otra parte, la actora advierte la imposibilidad de enervar la acción que tiene aquélla, toda vez que ya por consecuencia de demanda anterior por igual causa fue la demandada condenada, enervándose la acción.
SEGUNDO.- La demandada, al contestar la demanda, y más tarde en esta segunda instancia, mantiene que esas cinco cuotas de renta que aquí se le demandan ya fueron satisfechas en su día, no siendo admitidas por la primera sentencia, pero que en verdad fueron pagadas, por lo que nada debe, pues al no ser admitidas en la liquidación de su deuda anterior, teniendo que pagarla otra vez, queda este pago, lógicamente, reservado para el cumplimiento de mensualidades posteriores. Este es el criterio admitido por la sentencia de instancia, que por ello desestimó la demanda.
TERCERO.- Apelada dicha sentencia, el recurso interpuesto, en primer lugar
manifiesta que la sentencia anterior, de 1999, ya declaró que la cantidad adeudada hasta mayo de 1999 era de 840.000.- pesetas, la que fue satisfecha, por lo que no puede entenderse quedara aparte otra cantidad. Junto a lo anterior, el recurso combate la condena en costas a que fue condenado en primera instancia, por entender que se dan circunstancias especiales para su no imposición como las de ausencia de mala fe procesal y temeridad.<di

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados