CARGANDO...

AP Lleida, Sec. 2.ª, 438/2002, de 6 de septiembre

SP/SENT/39996

Recurso 255/2002. Ponente: ANA CRISTINA SAINZ PEREDA.

Falta de comunicación y no responsabilidad arrendadora siniestro producido el mal funcionamiento de la caldera 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- La parte dispositiva de la indicada sentencia dice literalmente así: "FALLO.- 1. Que desestimando la demanda interpuesta por Santiago Angel ___contra Mª Carmen ___ debo absolver y absuelvo a la demandada de los pedimentos de la parte demandante. 2. Todo ello con expresa condena en costas a la demandante. 3. Que debo tener por desistida a la parte demandante de la acción ejercitada contra ___ 2000 s.l.; sin hacer expresa condena en costas respecto a las causadas a dicha parte codemandada..."
SEGUNDO.- Contra la anterior sentencia, la parte actora formalizó recurso de apelación, que el Juzgado admitió en ambos efectos y dio traslado del mismo a la otra parte, que lo impugnó. A continuación, remitió los autos a esta Audiencia, Sección segunda.
TERCERO.- Una vez recibidos los autos, el Tribunal acordó formar rollo y designó Magistrado ponente, al que se entregaron las actuaciones para que, previa deliberación, propusiera a la Sala la resolución oportuna.
CUARTO.- En la tramitación de esta segunda instancia, se han observado las prescripciones legales esenciales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- La sentencia de primera instancia desestima la demanda en la que se reclama indemnización por los daños sufridos por el actor a consecuencia de una intoxicación por emanaciones de gas de la caldera existente en la vivienda que tenía arrendada a la demandada. En la demanda se atribuye la responsabilidad a la arrendadora por el incumplimiento de las obligaciones derivadas de la conservación de dicha caldera, responsabilidad ésta que la sentencia rechaza al no constar que hubiera sido requerida con anterioridad para su reparación, habiéndose efectuado una reparación en noviembre de 2000 con la que la caldera quedó en buen estado de funcionamiento, no siendo previsible la necesidad de otra revisión tan sólo cuatro meses después. Contra dicha resolución se alza la parte actora cuestionando la valoración de la prueba efectuada por el juzgador a quo al no haber otorgado credibilidad a la testigo Sra. ___, esposa del actor, y en cuanto a las reparaciones de la caldera aduce que no consistieron en una revisión total, radicando la irresponsabilidad de la arrendadora en la falta de las mínimas garantías de habitabilidad en la vivienda y en el mal funcionamiento de la caldera.
SEGUNDO.- Como reiteradamente ha señalado esta Sala, la existencia de un error en la apreciación de la prueba como motivo de apelación sólo podrá prosperar cuando examinada la resultancia probatoria las inferencias o conclusiones obtenidas por el Juzgador a quo sean ilógicas, absurdas o irracionales o cu
ando haya dejado de considerarse como prueba objetiva alguna que las contradiga. No es esta situación la que se produce en el caso enjuiciado puesto que, reexaminadas las actuaciones, no advierte la Sala error alguno en las conclusiones obtenidas por el juzgador de instancia. En cuanto a la prueba testifical, el art. 376 de la LEC autoriza al juzgador para apreciar libremente las declaraciones de los testigos, conforme a las reglas de la sana crí

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

¿Quieres ver este documento y muchos más totalmente gratis?

Disfrútala durante 3 días

Durante 3 días

No incluye Formularios

Rellena el siguiente formulario para darte de alta en el TOP Jurídico Administrador de Finques y te enviaremos tu clave demo para que empieces a utilizarla inmediatamente:

Al pulsar el siguiente botón aceptas el tratamiento de tus datos personales

Información básica sobre Privacidad y Protección de Datos

Responsable: Editorial Jurídica sepín, S. L.

Finalidades principales: Para la contratación de servicios y productos de sepín.

Envío de información sobre productos y servicios a través de cualquiera de los medios de contacto facilitados

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o previo consentimiento.

Derechos: Si deseas conocer la información sobre tus datos, corregir errores, suprimir datos, limitar su tratamiento o pedir que se trasladen a otra entidad, puedes ejercer los derechos que te reconoce el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) dirigiéndote a Editorial Jurídica sepín, a la dirección postal c/ Mahón, 8 – 28290 Las Rozas (Madrid) o a la dirección de correo electrónico delegadodeprotecciondedatos@sepin.es para acceder, rectificar, suprimir, oponerte, limitar, portar tus datos personales y a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de tus datos, acompañando un documento identificativo junto con la solicitud. Igualmente, podrás ejercitar tus derechos a través de los formularios on·line que ponemos a tu disposición en nuestra web. Tienes derecho a presentar reclamación ante la autoridad de control.

Información Adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.sepin.es/informacion-legal/politica-privacidad.asp

Productos Recomendados