CARGANDO...

AP Asturias, Oviedo, Sec. 7.ª, 377/2002, de 11 de junio

SP/SENT/40035

Recurso 280/2002. Ponente: JOSE LUIS CASERO ALONSO.

Carece el hijo de derecho a subrogarse por no cumplirse requisitos de convivencia 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- El Juzgado de Primera Instancia núm. 4 de Gijón dictó en los referidos autos Sentencia de fecha 22.11.01, cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "Que debo desestimar y desestimo la demanda interpuesta por el Procurador D. Manuel Fole López, en nombre y representación de Dª Margarita ___ contra D. José ___, que fue representado por el Procurador D. Mateo Moliner Glez, y en consecuencia, absuelvo al demandado de las pretensiones de la demandante. Se impone a la actora el pago del total de las costas causadas."
SEGUNDO.- Notificada la anterior Sentencia a las partes, por la representación de DON JOSÉ ___se interpuso recurso de apelación y admitido a trámite se remitie___ a esta Audiencia Provincial, donde se registró al Rollo n° 280/02, y cumplidos los oportunos trámites, pasa___ al Ponente para dictar sentencia.
TERCERO.- En la tramitación de este recurso se han cumplido las correspondientes prescripciones legales.
Vistos siendo Ponente el Iltmo. Sr. Magistrado D. José Luis Casero Alonso
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- El tema, sometido al debate de esta alzada, se reduce, en síntesis, a que la propiedad del piso primero derecha del n° 35 de la Calle ___de esta Villa interesa se declare extinguido el contrato de arrendamiento relativo al referenciado inmueble por fallecimiento del último titular arrendaticio y careciendo el demandado, D. José ___, hijo del anterior, del derecho a subrogarse en la posición del fallecido por no cumplirse los requisitos de convivencia a que se refiere la D. T. 2ª, Apartado B de la Ley de A. U. de 1994.
La sentencia de Instancia desestimó la demanda argumentando que la posible falta de convivencia entre el demandado y la fallecida traía causa en la enfermedad de ésta habiendo existido entre ascendiente y descendiente una larga y previa convivencia sólo interrumpida por la dicha causa.
El recurso debe ser estimado y la sentencia revocada por lo que a continuación sigue.
SEGUNDO.- Dispone el ordinal 9° del Apartado B de la D. T. 2ª de la LAU, respecto del derecho de subrogación, que la convivencia ha de ser habitual y necesariamente en la vivienda arrendada correspondiendo la prueba de tales extremos a quien pretenda la subrogación.
La similitud con el ordinal 1° del Art. 58 de la LAU de 1964 es evidente. Allí también se hacía referencia a la habitualidad y si bien no especificaba expresamente que debía ésta desarrollarse, "necesariamente" en la finca arrendada
, era éste un requisito lógico exigido por la doctrina.Y, precisamente, en orden a esta convivencia y su habitualidad siempre ha preocupado la posibilidad de su interrupción y la incidencia de esta circunstancia sobre este requisito y al respecto la respuesta siempre ha sido la inconveniencia de la generalización y tomar como punto de partida que la convivencia no queda rota si la ausencia del inquilino de la vivie

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados