CARGANDO...

AP Cantabria, Sec. 2.ª, 465/2002, de 5 de noviembre

SP/SENT/41859

Recurso 42/2001. Ponente: ESTEBAN CAMPELO IGLESIAS.

Si existe subarriendo la devolución de fianza se producirá una vez extingido el contrato de arrendamiento primitivo 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO: Por el Ilmo. Sr. Magistrado Juez del Juzgado de Primera Instancia núm. de Santander, y en los autos ya referenciados, se dictó en fecha catorce de diciembre de dos mil, Sentencia cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "FALLO.- Que desestimando íntegramente la demanda formulada por DON FERNANDO ___, contra DON ORLANDO ___, debo absolver y absuelvo a éste de las pretensiones deducidas contra él en el suplico de la demanda; todo ello sin hacer especial pronunciamiento sobre las costas procesales devengadas en la presente instancia por lo que cada parte abonará las suyas y la mitad de las comunes.
SEGUNDO: Contra dicha Sentencia, la representación de la parte demandante interpuso en tiempo y forma recurso de apelación, que fue admitido a trámite por el Juzgado, y dado traslado del mismo a las demás partes a efectos de impugnación, se elevaron las actuaciones a esta Sección Segunda de la Audiencia, donde quedaron las mismas vistas para Sentencia.
TERCERO.- En la tramitación del recurso se han observado las prescripciones legales excepto el plazo para dictar Sentencia por el volumen de asuntos que pesan sobre el órgano judicial.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
Se aceptan Fundamentos de Derecho de la sentencia recurrida, que se comparten en lo sustancial y coincidente y
PRIMERO: Frente a la sentencia de instancia que desestima la demanda se alza por el actor el recurso interpuesto, que basa en la apreciación errónea por parte del Juzgador a quo de considerar la existencia de subarriendo y no de cesión que fue lo que ocurrió en realidad. El demandado interesa, con desestimación del recurso, la confirmación de la sentencia.
SEGUNDO: La Sala en su misión revisora del elemento probatorio desarrollado en autos comparte la valoración que efectúa el Juzgador de instancia, que estima lógica y coherente. Como motivo del recurso se alega por la parte apelante el error en que ha incurrido el juzgador al estimar la presencia de subarriendo cuando en realidad se trataba de una cesión del contrato. En cuanto a la naturaleza jurídica de dicho contrato, se ha de destacar que no existen circunstancias claras que permitan definirlo como cesión de contrato o subarriendo. El artículo 32 LAU. concede el mismo tratamiento a ambas figuras. Por su parte, mientras el actor arrendatario, sostiene que hubo cesión, el demandado arrendador defiende la tesis de subarriendo. El Juzgador a quo lo configura como un subarriendo, postura que respeta la Sala, y ello por ser más beneficiosa por el arrendatario. En efecto, si se considerase que hubo cesión, por tal, entiende la doctrina, el cesionario ostenta los mismos derechos y obligac
iones existentes en el momento de producirse la cesión, viéndose sometido al contenido del contrato igual que el transmitente. Bajo esta consideración el derecho a la devolución de la fianza cumplida ésta su misión y en el momento acordado, esto es dentro del mes siguiente al día en que se devuelvan las llaves al arrendador, podría entenderse que había pasado del arrendatario cedente, al subarrendatario cesionario; y dicho efecto no podría estima

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados