CARGANDO...

AP Asturias, Oviedo, Sec. 4.ª, 293/2003, de 4 de julio

SP/SENT/53692

Recurso 79/2003. Ponente: FRANCISCO TUERO ALLER.

Cambio instalación eléctrica, revestimiento portal, ventanas y construcción aseo conserje, son obras necesarias y por tanto repercutibles 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- El Iltmo. Sr. Magistrado-Juez del Juzgado de Primera Instancia número cinco de Oviedo dictó Sentencia el pasado día 2 de diciembre de 2002 cuyo fallo tiene el tenor literal que a continuación se transcribe: "Que estimando como estimo parcialmente la demanda interpuesta por D. Jose Pablo contra DÑA. Cristina debo declara que el actor tiene derecho a elevar la renta mensual que abona la demanda por el piso NUM000 , escalera derecha de la casa n° NUM001 de la C/ DIRECCION000 de Oviedo, en la suma de 13,89 euros mensuales a partir de junio de 2002. Condenando a la demandada a pasar por esta declaración y a abonar dicho aumento de renta. Todo ello sin hacer especial imposición de las costas procesales devengadas en la instancia."
SEGUNDO.- Contra la expresada resolución se interpuso por la parte demandada recurso de apelación, del cual se dio el preceptivo traslado, y remitiéndose los autos a esta Audiencia Provincial se sustanció el recurso, señalándose para deliberación y fallo el día 25 de junio de 2003.-
TERCERO.- Que en la tramitación del presente recurso se han observado las prescripciones legales.-
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Ya no discute la demandada, ahora recurrente, la corrección del cauce seguido para la repercusión a la arrendataria del importe de las obras necesarias para el mantenimiento del inmueble, acordada conforme al artículo 108 de la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1964, al que se remite la disposición transitoria segunda, apartado 10.3 de la Ley del 94. Lo que se cuestiona ahora es exclusivamente el que las obras realizadas deban ser consideradas necesarias, cuando a su juicio han de ser calificadas como de embellecimiento o suntuarias, denunciando simultáneamente la infracción de las reglas de la carga de la prueba pues era al demandante a quien incumbía demostrar la necesidad de las obras, lo que a su juicio no ha hecho.
SEGUNDO.- La citada disposición transitoria, al igual que el artículo 107 de la Ley de 1964, ya establece una aproximación de lo que debe considerarse como obras necesarias, al referirlas a las que sean precisas para mantener la vivienda en estado de servir para el uso convenido. Es decir, se equiparan a las obras de mantenimiento o conservación, no sólo a las de restauración o reconstrucción de lo dañado o destruido, debiendo incluir todas aquellas que tiendan a ese objetivo de mantener el inmueble en buen estado, cualquiera que sea el origen del deterioro o demérito, incluido la propia vetustez del edificio que haga precisa su adaptación a las nuevas exigencias. Debe añadirse que ese mantenimiento habrá de ajustarse también a la propia calidad o r
ango del edificio, acomodándose a la categoría del inmueble tanto en atención a los materiales empleados como a su ubicación y a las demás circunstancias concurrentes. TERCERO.- En el supuesto aquí enjuiciado se está ante un edificio de al menos 36 años de antigüedad, situado en el centro de la ciudad, en una de las zonas residenciales en las que las viviendas alcanzan mayor valor económico; se repercute el importe

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

¿Quieres ver este documento y muchos más totalmente gratis?

Disfrútala durante 3 días

Durante 3 días

No incluye Formularios

Rellena el siguiente formulario para darte de alta en el TOP Jurídico Administrador de Finques y te enviaremos tu clave demo para que empieces a utilizarla inmediatamente:

Al pulsar el siguiente botón aceptas el tratamiento de tus datos personales

Información básica sobre Privacidad y Protección de Datos

Responsable: Editorial Jurídica sepín, S. L.

Finalidades principales: Para la contratación de servicios y productos de sepín.

Envío de información sobre productos y servicios a través de cualquiera de los medios de contacto facilitados

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o previo consentimiento.

Derechos: Si deseas conocer la información sobre tus datos, corregir errores, suprimir datos, limitar su tratamiento o pedir que se trasladen a otra entidad, puedes ejercer los derechos que te reconoce el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) dirigiéndote a Editorial Jurídica sepín, a la dirección postal c/ Mahón, 8 – 28290 Las Rozas (Madrid) o a la dirección de correo electrónico delegadodeprotecciondedatos@sepin.es para acceder, rectificar, suprimir, oponerte, limitar, portar tus datos personales y a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de tus datos, acompañando un documento identificativo junto con la solicitud. Igualmente, podrás ejercitar tus derechos a través de los formularios on·line que ponemos a tu disposición en nuestra web. Tienes derecho a presentar reclamación ante la autoridad de control.

Información Adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.sepin.es/informacion-legal/politica-privacidad.asp

Productos Recomendados