CARGANDO...

AP Navarra, Sec. 1.ª, 146/2004, de 9 de septiembre

SP/SENT/62699

Recurso 130/2004. Ponente: JOSE JULIAN HUARTE LAZARO.

No afecta a duración pactada estipulación sobre permanencia hasta fallecimiento al referise al caso de posibles renovaciones 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Se aceptan los de la sentencia apelada.
SEGUNDO.- Con fecha 16 de Febrero de 2004 el referido Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 2 de Estella/Lizarra dictó Sentencia en Juicio Verbal 364/2003, cuyo fallo es del siguiente tenor literal: "Se desestima la demanda formula por Manuel P. Salcedo Ramón S.A. contra María Rosa , y en consecuencia, no ha lugar al desahucio solicitado por no haber expirado el plazo estipulado, sin hacer expresa imposición de las costas del proceso a ninguna de las partes...".
TERCERO.- Notificada dicha resolución, fue apelada en tiempo y forma por la representación procesal de la parte demandante, MANUEL P. SALCEDO RAMON, S A., solicitando se revoque la sentencia de instancia y se estime la demanda y declarando haber lugar al desahucio solicitado.
CUARTO.- La parte apelada, Dª. María Rosa , evacuó el traslado para alegaciones, oponiéndose al recurso de apelación y solicitando su desestimación, interesando la confirmación de la sentencia de instancia.
QUINTO.- Admitida dicha apelación en ambos efectos y remitidos los autos a la Audiencia Provincial, previo reparto, correspondieron a la esta Sección Primera, en donde se formó el rollo de apelación nº 130/2004, señalándose el día uno de septiembre para su deliberación y fallo.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Ante la acción de recuperación de la vivienda cedida en arrendamiento, ejercitada por la actora, propietaria de la misma, la mercantil Manuel P. Salcedo Román SA, frente a la arrendataria Dña. María Rosa , por expiración del plazo contractual de duración del mismo, la sentencia de primera instancia se pronunció en el sentido de desestimar dicha acción.
El Juzgado a quo, desestimó la acción de recuperación de la posesión de la indicada vivienda, al considerar que si bien el contrato de arrendamiento de vivienda de fecha 1 de Julio de 1.998, suscrito entre la actora, como propietaria arrendadora y D. Bernardo , como arrendatario, del que la demandada, como esposa trae causa del mismo ante el fallecimiento de aquél, es un contrato sujeto a la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1.994, con naturaleza propia, no constituyendo una prórroga del primitivo contrato denominado de arrendamiento urbano de vivienda "en contemplación a relación laboral" que tenían suscritos ambas partes desde fecha 27 de Marzo de 1.969, al no serle de aplicación a éste la LAU de 1.964, ni la prórroga forzosa del art. 57, y que en consecuencia respecto de la duración del contrato debía estarse a la duración pactada en el contrato, aunque de conformidad con el párrafo 1º de la estipulación II del referido contrato, éste tenía una duración de cinco años, con finalización del arrendamiento para el día 30 de Junio de 2.003, no podía acogerse la extinción de la relación contractual que interesaba la pa
rte actora por el transcurso de dicho plazo, al tener derecho la arrendataria a mantenerse en la ocupación de la vivienda hasta su fallecimiento. Y estimó que no podía acogerse la extinción de la relación contractual, no obstante el transcurso del plazo de cinco años que expresamente se contemplaba, por que dicho párrafo entraba en contradicción con lo establecido en el párrafo 2º de la propia estipulación II, de

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Formación Recomendada

Productos Recomendados