CARGANDO...

AP A Coruña, Sec. 6.ª, 31/2005, de 27 de enero

SP/SENT/82691

Recurso 565/2003. Ponente: ANTONIO PILLADO MONTERO.

Las obras relativas a la reposición de techos, nivelación de suelos y sustitución de ventana, no afectan a la renovación de la vivienda, a la vista de sus precios 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Seguido el juicio por sus trámites legales ante el JDO. 1A.INST.E INSTRUCCION N. 2 de SANTIAGO DE COMPOSTELA, por el mismo se dictó sentencia con fecha 10 de junio de 2003, cuyo Fallo es del tenor literal siguiente: "Que debo desestimar y desestimo la demanda interpuesta por María Consuelo representada por la procurador Raquel Ceinos Real y asistida del letrado en el juicio Javier Pérez Romero, contra Natalia representada por el procurador Antonio Cuns Núñez y asistida del letrado José Lorenzo Vázquez. Y debo estimar y estimo la reconvención efectuada por Natalia contra María Consuelo, declarando la resolución del contrato litigioso por cesión inconsentida, debiendo la demandada pasar por esta declaración y actuar en consecuencia. En cuanto a las costas procesales estése a lo señalado en el último Fundamento de Derecho".
SEGUNDO.- Notificada dicha resolución a las partes, por la representación de Dña. María Consuelo se interpuso recurso de apelación, que se formalizó en legal forma, dándose traslado del mismo a la otra parte que lo impugnó. Remitidos los autos a este Tribunal donde han comparecido los litigantes, se señaló el día 14 de enero de 2005 para la deliberación, votación y fallo del recurso.
TERCERO.- En la tramitación de este procedimiento se han observado las prescripciones legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
No se aceptan los de la sentencia apelada; y
PRIMERO.- La inquilina demandante, Doña María Consuelo, ejercitando la acción del artículo 107 de la anterior Ley de Arrendamientos Urbanos, pide que la arrendadora demandada, Doña Natalia, realice unas obras de reparación en la vivienda objeto del arrendamiento. Y, ante todo, conviene no perder de vista las obras concretas que se piden como necesarias, porque en los autos hay una cierta confusión entre éstas y las de mayor envergadura que serían precisas para dotar a la vivienda de las condiciones mínimas de comodidad actuales, o de las condiciones de habitabilidad exigidas administrativamente para viviendas posteriores a la de autos.
Hay que tener en cuenta que la vivienda tiene una antigüedad superior al medio siglo, y que tanto los servicios que tenían entonces las viviendas, como las exigencias administrativas, como las técnicas constructivas, no son las de ahora. Por eso, la actual arrendataria no podría pedir nuevos servicios que la vivienda no tenía cuando se alquiló (por ejemplo, agua caliente), ni que se le dotase de elementos constructivos que entonces no se utilizaron (por ejemplo, cámaras de aire), ni que se cumpliesen las actuales normas de habitabilidad, etc. La vivienda arrendada tiene las características de la época en la que se alquiló, y la arrendataria podrá obviamente buscar otra con las comodidades actuales, pero no exigir obras que conviertan una antigua en moderna. Ahora bien,
sí tiene derecho a que en esa vivienda, tal como es, se hagan las "reparaciones" "necesarias" para que mantenga, contando naturalmente con el paso del tiempo, las condiciones que tuvo en su día, cuando se arrendó.Y así, si tenía un falso techo y se cayó o amenaza con ello, debe reponerse; y si el pasillo se ha desnivelado, ha de nivelarse, aunque no sea exigible una obra mayor como la de reponer la

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados