CARGANDO...

AP Murcia, Sec. 3.ª, 46/2006, de 16 de febrero

SP/SENT/88498

Recurso 402/2005. Ponente: CAYETANO RAMON BLASCO RAMON.

Voluntad de someter arrendamiento a prórroga forzosa deducida de claúsula anexa al contrato 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- El Juzgado de instancia citado, con fecha 15 de julio de 2.005, dictó en los autos principales de los que dimana el presente rollo la sentencia cuya parte dispositiva dice así: "Fallo: Que desestimando la demanda formulada por el Procurador D. Miguel Tovar Gelabert en nombre y representación de D. Evaristo contra Doña Francisca, declaro no haber lugar al desahucio por expiración del tiempo de duración del contrato de arrendamiento que les vincula referente a la vivienda sita en CALLE000 de núm. NUM000, NUM001NUM002 de Murcia, absolviendo a la demandada de las pretensiones formuladas en su contra con imposición de las costas procesales al demandante."
SEGUNDO.- Contra la anterior sentencia y en tiempo y forma interpuso recurso de apelación la parte actora, siéndole admitido y tras los trámites previstos en la L.E. Civil, se remitieron los autos a esta Audiencia formándose el presente Rollo por la Sección Tercera con el núm. 402/05, designándose Magistrado Ponente por turno y señalándose deliberación y votación para el día 15 de febrero de 2.006.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Alega la parte apelante, en síntesis, que la interpretación dada por la sentencia de instancia al contrato suscrito por las partes es errónea, argumentando que una cosa es que el contrato pueda prorrogarse y otra que incorpore como pacto expreso el derecho unilateral de prórroga forzosa en beneficio del arrendatario, que una interpretación literal de la cláusula conduce a la conclusión de la inexistencia de prórroga forzosa al poner con mayúscula la palabra cinco, relativa a la duración, y al acogerse al R.D. Ley 2/2.985; se añade que el empleo de la palabra prorrogables no implica prórroga forzosa, pues puede referirse también a la voluntaria o convencional, que pesa sobre el demandado la carga de la prueba de que se pactó prórroga forzosa; se significa que en el anverso se emplea la palabra "renovables", expresión que se asocia al instituto de la tácita reconducción, y precisando que ello indica una prórroga convencional y no forzosa; se dice que el autor de la oscuridad es la arrendataria en cuanto que su esposo, letrado, fue quien redactó el contrato, por lo que tal oscuridad sólo a ella debe perjudicar. Se discrepa de la sentencia de instancia cuando dice que el régimen de preaviso no difiere del que contempla el artículo 57 de la L.A.U. texto refundido de 1.964.
SEGUNDO.- La doctrina jurisprudencial que interpretaba el artículo 9 del Real Decreto Ley 2/1.985, tiene establecido que en los contratos de arrendamientos urbanos posteriores a la entrada en vigor de
dicha norma, como es el caso del contrato arrendaticio a que se contraen los presentes autos, cabe su sometimiento al régimen de prórroga forzosa del artículo 57 de la L.A.U. de 1.964, siempre que así lo hubieren convenido explícita o implícitamente las partes contratantes haciendo uso de la libertad de pacto que preconiza el art. 1.255 C. Civil. Establecido lo anterior, la cuestión debatida se ha centrado en cuál fue la v

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

¿Quieres ver este documento y muchos más totalmente gratis?

Disfrútala durante 3 días

Durante 3 días

No incluye Formularios

Rellena el siguiente formulario para darte de alta en el TOP Jurídico Administrador de Finques y te enviaremos tu clave demo para que empieces a utilizarla inmediatamente:

Al pulsar el siguiente botón aceptas el tratamiento de tus datos personales

Información básica sobre Privacidad y Protección de Datos

Responsable: Editorial Jurídica sepín, S. L.

Finalidades principales: Para la contratación de servicios y productos de sepín.

Envío de información sobre productos y servicios a través de cualquiera de los medios de contacto facilitados

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o previo consentimiento.

Derechos: Si deseas conocer la información sobre tus datos, corregir errores, suprimir datos, limitar su tratamiento o pedir que se trasladen a otra entidad, puedes ejercer los derechos que te reconoce el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) dirigiéndote a Editorial Jurídica sepín, a la dirección postal c/ Mahón, 8 – 28290 Las Rozas (Madrid) o a la dirección de correo electrónico delegadodeprotecciondedatos@sepin.es para acceder, rectificar, suprimir, oponerte, limitar, portar tus datos personales y a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de tus datos, acompañando un documento identificativo junto con la solicitud. Igualmente, podrás ejercitar tus derechos a través de los formularios on·line que ponemos a tu disposición en nuestra web. Tienes derecho a presentar reclamación ante la autoridad de control.

Información Adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.sepin.es/informacion-legal/politica-privacidad.asp

Productos Recomendados