CARGANDO...

AP Barcelona, Sec. 4.ª, 225/2006, de 5 de mayo

SP/SENT/99525

Recurso 669/2005. Ponente: AMPARO RIERA FIOL.

No hay "necesidad" cuando el arrendador dispone de otra vivienda, por razón de su cargo, en otra localidad 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- La parte dispositiva de la Sentencia apelada es del tenor literal siguiente: "FALLO: Desestimo la demanda presentada por el Procurador Dña. María Alarge Salvans en nombre y representación de D. Eugenio, no habiendo lugar a la resolución del contrato de arrendamiento solicitado, conforme a lo señalado en la presente sentencia, todo sin imposición en costas a las partes."
SEGUNDO.- Contra la anterior Sentencia interpuso recurso de apelación la parte demandada mediante su escrito motivado, dándose traslado a la contraria; elevándose las actuaciones a esta Audiencia Provincial.
TERCERO.- Se señaló para votación y fallo el día 25 de abril de 2006.
CUARTO.- En el presente procedimiento se han observado y cumplido las prescripciones legales.
VISTO, siendo Ponente la Ilma. Sra. Magistrado Doña AMPARO RIERA FIOL.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- El Juez de la primera instancia desestima la acción de resolución de contrato de arrendamiento ejercitada en la demanda, si bien, de conformidad con el artículo 394 LEC, y teniendo en cuenta que es preciso el examen de cada caso para considerar si existe o no necesidad, puesto que la causa alegada de vida independiente es considerada jurisprudencialmente como causa de necesidad, sin que conste mala fe del actor, y que la desestimación de la demanda proviene de un hecho nuevo, no efectúa especial imposición de costas.
La parte demandada se alza frente a la sentencia dictada, exclusivamente en lo que se refiere al pronunciamiento relativo a las costas, y alega, en síntesis, que en cualquier proceso debe examinarse la causa de necesidad alegada como base para la denegación de prórroga, sin que el concepto de buena o mala fe sea aplicable a este supuesto, así como tampoco la excepción de serias dudas de hecho o de derecho, pues la sentencia es clara en cuanto a que no existe causa de necesidad, y el hecho nuevo a que se alude en la misma era perfectamente conocido por la actora.
SEGUNDO.- Conviene señalar de entrada que el artículo 394 LEC no contempla la buena o mala fe en la conducta de la parte para justificar la condena o la no imposición de las costas procesales, sino que alude a las dudas de hecho o de derecho que presente el caso. En relación con las dudas de derecho, expresamente se alude a la jurisprudencia recaída en casos simil
ares al contemplado, de lo que se induce que en aquellos supuestos en los que existan varias soluciones jurisprudencialmente recogidas, la adopción de una de ellas no ha de suponer el perjuicio de la parte que, al menos, se ha apoyado en una de tales direcciones jurisprudenciales.Mayores problemas se plantean en cuanto a la determinación de las dudas de hecho. Este concepto hay que considerarlo, no ya sobre la base

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

¿Quieres ver este documento y muchos más totalmente gratis?

Disfrútala durante 3 días

Durante 3 días

No incluye Formularios

Rellena el siguiente formulario para darte de alta en el TOP Jurídico Administrador de Finques y te enviaremos tu clave demo para que empieces a utilizarla inmediatamente:

Al pulsar el siguiente botón aceptas el tratamiento de tus datos personales

Información básica sobre Privacidad y Protección de Datos

Responsable: Editorial Jurídica sepín, S. L.

Finalidades principales: Para la contratación de servicios y productos de sepín.

Envío de información sobre productos y servicios a través de cualquiera de los medios de contacto facilitados

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o previo consentimiento.

Derechos: Si deseas conocer la información sobre tus datos, corregir errores, suprimir datos, limitar su tratamiento o pedir que se trasladen a otra entidad, puedes ejercer los derechos que te reconoce el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) dirigiéndote a Editorial Jurídica sepín, a la dirección postal c/ Mahón, 8 – 28290 Las Rozas (Madrid) o a la dirección de correo electrónico delegadodeprotecciondedatos@sepin.es para acceder, rectificar, suprimir, oponerte, limitar, portar tus datos personales y a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de tus datos, acompañando un documento identificativo junto con la solicitud. Igualmente, podrás ejercitar tus derechos a través de los formularios on·line que ponemos a tu disposición en nuestra web. Tienes derecho a presentar reclamación ante la autoridad de control.

Información Adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.sepin.es/informacion-legal/politica-privacidad.asp

Productos Recomendados