CARGANDO...

AP Málaga, Sec. 6.ª, 272/2002, de 18 de diciembre

SP/AUTRJ/42797

Recurso 780/1994. Ponente: ANTONIO ALCALA NAVARRO.

Caducidad de cinco años de ejecución de la antigua Ley. Debe computarse desde entrada en vigor de la LEC 1/2000 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- El Juzgado de Primera Instancia número _ de Málaga, dictó auto de fecha doce de noviembre de dos mil uno en el juicio de separación matrimonial nº 780 de 1.994 por el que declaraba la procedencia de la ejecución despachada.
SEGUNDO.- Contra el auto referido interpuso, en tiempo y forma, recurso de apelación la Procuradora Dª. Victoria_____ en nombre y representación de Don Manuel_____, el cual fue admitido a trámite su fundamentación impugnada de contrario remitiéndose las actuaciones a esta Audiencia, donde se señaló deliberación del recurso, que tuvo lugar el día veinte de junio de 2002, quedando conclusos para su resolución.
TERCERO.- En la tramitación del recurso se han observado las prescripciones legales, siendo ponente el Ilmo. Sr. D. ANTONIO ALCALA NAVARRO.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Vigente la Ley de Enjuiciamiento Civil cuando se dictó la sentencia que ahora se ejecuta, no existía otro periodo de caducidad para la ejecución del derecho del vencedor que la propia prescripción genérica del mismo a los quince años, artículo 1964 del Código Civil. Este era un derecho adquirido y bien podría mantenerse que, para no dar a la nueva ley procesal el efecto retroactivo que con carácter general prescribe el artículo 2.3 del Código Civil, habría de respetársele ese derecho ya nacido en una situación anterior y permitir el ejercicio de la ejecución con los plazos anteriores. Frente a esa tesis encontramos otra, la que sustenta el apelante, que pretende que se aplique a cualquier ejecución que se inste a partir de ahora la nueva ley, y si hubiera transcurrido el plazo de caducidad no permitírselo ahora, argumentando que bien pudo, si había pasado el plazo de cinco años, instar la ejecución en el periodo generoso de un año que la nueva ley tuvo como vacatio legis, argumentos que no puede la Sala compartir por llevar claramente a situaciones anteriores la nueva legalidad, pues mal podría transcurrir un periodo de caducidad que no existía. Evidentemente la solución es la ecléctica, que es la que acertadamente ha adoptado el auto recurrido; al ser la norma procesal de naturaleza indisponible, rige las situaciones desde el mismo instante de su entrada en vigor, pero no podría tener efectos anteriores, por lo que el plazo de caducidad empieza a contar desde la entrada e
n vigor de la nueva ley, y por ello no ha podido transcurrir en el momento en el que se interpone la demanda ejecutiva.SEGUNDO.- Dispone el artículo 398.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, que cuando sean desestimadas todas las pretensiones de un recurso de apelación, las costas del mismo se impondrán al que las haya visto rechazadas.VISTOS los preceptos citados y los demás d

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

¿Quieres ver este documento y muchos más totalmente gratis?

Disfrútala durante 3 días

Durante 3 días

No incluye Formularios

Rellena el siguiente formulario para darte de alta en el TOP Jurídico Procuradores y te enviaremos tu clave demo para que empieces a utilizarla inmediatamente:

Al pulsar el siguiente botón aceptas el tratamiento de tus datos personales

Información básica sobre Privacidad y Protección de Datos

Responsable: Editorial Jurídica sepín, S. L.

Finalidades principales: Para la contratación de servicios y productos de sepín.

Envío de información sobre productos y servicios a través de cualquiera de los medios de contacto facilitados

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o previo consentimiento.

Derechos: Si deseas conocer la información sobre tus datos, corregir errores, suprimir datos, limitar su tratamiento o pedir que se trasladen a otra entidad, puedes ejercer los derechos que te reconoce el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) dirigiéndote a Editorial Jurídica sepín, a la dirección postal c/ Mahón, 8 – 28290 Las Rozas (Madrid) o a la dirección de correo electrónico delegadodeprotecciondedatos@sepin.es para acceder, rectificar, suprimir, oponerte, limitar, portar tus datos personales y a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de tus datos, acompañando un documento identificativo junto con la solicitud. Igualmente, podrás ejercitar tus derechos a través de los formularios on·line que ponemos a tu disposición en nuestra web. Tienes derecho a presentar reclamación ante la autoridad de control.

Información Adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.sepin.es/informacion-legal/politica-privacidad.asp

Productos Recomendados