CARGANDO...

Artículo Monográfico. Abril 2004

SP/DOCT/1980

Aproximaciones al artículo 217. 5 de la Ley de Enjuiciamiento Civil

Guillermo Sacristán Represa. Magistrado Audiencia Provincial Asturias

Introducción
1. El artículo 1214 del Código Civil era, con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley 1/2000, de 8 de enero, de Enjuiciamiento Civil, la única norma positiva genérica de regulación de la carga de la prueba, materia esencial en un buen número de asuntos judiciales.
Sencillo sí era, y breve también (algo que cada día se agradece más, si bien siempre en función de la claridad de ideas que se contengan, cuando los que manejamos esto del Derecho nos encontramos con artículos de numerosos párrafos, no tan clarividentes cada uno de ellos como pretenden y deberían). Su texto rezaba: “Incumbe la prueba de las obligaciones al que reclama su cumplimiento, y la de su extinción al que la opone”. Cierto que el lugar en donde se encontraba (Código Civil) no parecía ser el más adecuado, que su única referencia a las obligaciones dejaba diversos aspectos al descubierto, y que su brevedad con ser meritoria también permitía entrever sus carencias.
2. La labor de la Sala Primera del Tribunal Suprema debió ser la que tratara de superar todas aquellas limitaciones, y se configuró una doctrina extensa que sirvió durante muchos años para que en esta materia no se presentaran encontronazos excesivamente sonoros entre Abogados y Jueces, diferencias sí pero no más allá de las lógicas.
La cuestión, además, estaba bastante bien servida en materia contractual, el marco en el que se encontraba el precepto. Ahora bien, como al margen de la
materia de que se tratara, seguía aquel artículo 1214 siendo el único que de manera general tocaba el asunto de la carga de la prueba, cuando eran acciones por responsabilidad extracontractual (aquilianas) las ejercitadas –y cuidado que el artículo 1902 del Código Civil es pozo sin fondo y mar sin costas-, los mecanismos en la interpretación literal podían discordar sin exceso. Lo que vino a suceder fue que dada aquella magnitud a la que se acaba

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

¿Quieres ver este documento y muchos más totalmente gratis?

Disfrútala durante 3 días

Durante 3 días

No incluye Formularios

Rellena el siguiente formulario para darte de alta en el TOP Jurídico Procuradores y te enviaremos tu clave demo para que empieces a utilizarla inmediatamente:

Al pulsar el siguiente botón aceptas el tratamiento de tus datos personales

Información básica sobre Privacidad y Protección de Datos

Responsable: Editorial Jurídica sepín, S. L.

Finalidades principales: Para la contratación de servicios y productos de sepín.

Envío de información sobre productos y servicios a través de cualquiera de los medios de contacto facilitados

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o previo consentimiento.

Derechos: Si deseas conocer la información sobre tus datos, corregir errores, suprimir datos, limitar su tratamiento o pedir que se trasladen a otra entidad, puedes ejercer los derechos que te reconoce el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) dirigiéndote a Editorial Jurídica sepín, a la dirección postal c/ Mahón, 8 – 28290 Las Rozas (Madrid) o a la dirección de correo electrónico delegadodeprotecciondedatos@sepin.es para acceder, rectificar, suprimir, oponerte, limitar, portar tus datos personales y a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de tus datos, acompañando un documento identificativo junto con la solicitud. Igualmente, podrás ejercitar tus derechos a través de los formularios on·line que ponemos a tu disposición en nuestra web. Tienes derecho a presentar reclamación ante la autoridad de control.

Información Adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.sepin.es/informacion-legal/politica-privacidad.asp

Formación Recomendada

Productos Recomendados