CARGANDO...

Artículo Monográfico. Enero 2019

SP/DOCT/75482

Internamientos no voluntarios por razones de salud mental a la luz de la doctrina constitucional y de los estándares internacionales. Especial referencia a los internamientos en centros residenciales

Carlos López-Veraza Pérez. Fiscal. Fiscalía Provincial de Huelva

I. Introducción
Aventurado, peligroso, osado, imprudente, temerario. Palabras, todas ellas, utilizadas por la Real Academia Española para definir el término "arriesgado", y que podrían servir igualmente para describir al que intentara abordar el estudio de los internamientos por razón de trastorno psíquico. Pocas materias en nuestro ordenamiento jurídico pueden ser tan controvertidas, y, a su vez, tan agresivas con los derechos de las personas, al afectar al propio derecho a la libertad recogido, dentro de los Derechos Fundamentales y Libertades Públicas, en el art. 17 de la Constitución Española. Es por ello que, aun con el riesgo de adentrarme en terrenos pantanosos, voy a intentar analizar la situación legal de los internamientos en España, atendiendo a los estándares nacionales e internacionales, para de esta manera tratar de formular ideas, sugerencias y propuestas tanto de la forma del control actual de los internamientos, como de la posible necesidad de cambios legislativos. Asimismo, haré especial referencia a la exigencia de instar la modificación de la capacidad de obrar que se desprende de las últimas resoluciones de nuestro Tribunal Constitucional, y la compatibilidad de dicho mecanismo con las obligaciones contraídas tras la ratificación de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.
II. Internamientos involuntarios en España. Régimen legal
1. Antecedentes legislativos
La Ley 13/1983, de 24 de octubre, de Reforma del Código Civil en materia de Tutela supuso el abandono en España del antiguo sistema de tutela de familia al sustituirse por "el de autoridad judicial" Nota . El papel del Juez devino fundamental al establecerse por primera vez el control judicial obligatorio. Igualmente, se impuso la necesidad de control por parte del órgano judicial de, al menos, cada seis meses, tal y como establecía el ya derogado art. 211 del Código Civil Nota .
Posteriormente, el 25 de abril de 1986, se promulgó la Ley General de Sanidad, en virtud de la cual se creó un Sistema Nacional de Salud, basado en las comunidades autónomas como eje del modelo, y se establecieron las Áreas de Salud como las piezas básicas de los Servicios Sociales. Aunque la verdadera revolución en materia de internamientos fue su art. 20, el cual exigió la obligación de reducir al máximo posible la necesidad de hospitalización, debiendo potenciarse los recursos
asistenciales a nivel ambulatorio y domiciliario. Asimismo, la hospitalización de los pacientes por procesos que así lo requirieran se debía realizar a partir de entonces en las unidades psiquiátricas de los hospitales generales, con supresión paulatina de los antiguos hospitales psiquiátricos. Dicho precepto sigue vigente en los mismos términos, a pesar de haber sido modificada la Ley General de Sanidad hasta en 18 ocasiones.<div class="T

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

¿Quieres ver este documento y muchos más totalmente gratis?

Disfrútala durante 3 días

Durante 3 días

No incluye Formularios

Rellena el siguiente formulario para darte de alta en el TOP Jurídico Procuradores y te enviaremos tu clave demo para que empieces a utilizarla inmediatamente:

Al pulsar el siguiente botón aceptas el tratamiento de tus datos personales

Información básica sobre Privacidad y Protección de Datos

Responsable: Editorial Jurídica sepín, S. L.

Finalidades principales: Para la contratación de servicios y productos de sepín.

Envío de información sobre productos y servicios a través de cualquiera de los medios de contacto facilitados

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o previo consentimiento.

Derechos: Si deseas conocer la información sobre tus datos, corregir errores, suprimir datos, limitar su tratamiento o pedir que se trasladen a otra entidad, puedes ejercer los derechos que te reconoce el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) dirigiéndote a Editorial Jurídica sepín, a la dirección postal c/ Mahón, 8 – 28290 Las Rozas (Madrid) o a la dirección de correo electrónico delegadodeprotecciondedatos@sepin.es para acceder, rectificar, suprimir, oponerte, limitar, portar tus datos personales y a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de tus datos, acompañando un documento identificativo junto con la solicitud. Igualmente, podrás ejercitar tus derechos a través de los formularios on·line que ponemos a tu disposición en nuestra web. Tienes derecho a presentar reclamación ante la autoridad de control.

Información Adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.sepin.es/informacion-legal/politica-privacidad.asp

Formación Recomendada

Productos Recomendados