CARGANDO...

AP Cádiz, Sec. 7.ª, 263/2005, de 4 de noviembre

SP/SENT/109977

Recurso 213/2005. Ponente: JUAN CARLOS HERNANDEZ OLIVEROS.

No cabe la denegación de la prorroga forzosa al no existir la necesidad de la vivienda arrendada por el propietario, pues no se dan los requisitos ya que primero alegó que la quería para vivir y luego que la quería derruir por estar en estado ruinoso 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Se aceptan y se dan por reproducidos los de la sentencia impugnada.
SEGUNDO.- El indicado Juzgado de Primera Instancia, en el procedimiento igualmente citado, dictó, el día 17 de septiembre de 2004, Sentencia cuyo fallo dice lo siguiente: ,Desestimo la demanda formulada por la representación procesal de Claudio y en consecuencia, declaro no haber lugar a la resolución del contrato de arrendamiento objeto de la litis, absolviendo al demandado, Rogelio , de los pedimentos formulados en su contra, con expresa imposición al actor de las costas causadas".
TERCERO.- Contra la ya indicada resolución, aclarada en la forma expuesta, se interpuso en tiempo y forma recurso de apelación por la representación de Don Claudio , admitido a trámite el cual, y conferidos los preceptivos traslados, se remitieron los autos a esta Audiencia Provincial, en la que, formado el correspondiente Rollo y designado Ponente, quedó el recurso visto para deliberación, votación y fallo y redacción y publicación de la sentencia.
QUINTO.- En la tramitación de este recurso se han observado las formalidades legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Se alega por la parte recurrente, Don Claudio , demandante en los Autos de los que trae causa el presente Rollo, que se había incurrido por el Juez a quo en error en la apreciación de la prueba, dado que se había desestimado por el mismo su pretensión de denegación de la prórroga forzosa a que se refería el artículo 62 de la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1964 , pese a que se habían acreditado -según se afirmaba en el recurso- todos los requisitos precisos para dicha acción.
Conviene, por tanto, comenzar recordando que, efectivamente, tal y como se afirma por el apelante los requisitos precisos para que prospere dicha pretensión son la necesidad de la vivienda arrendada para el propietario o un familiar, el requerimiento previo con al menos un año de antelación y la inexistencia de otra vivienda o, en su caso, causa de postposición, resultando que de entre dichos requisitos la concurrencia del segundo de ellos resulta ya, en principio, cuestionable, pues aunque se aporta -folio 9- certificación del Acta de Conciliación celebrada entre las partes en fecha de 26 de junio de 2001, no se ha traído la correspondiente copia de la papeleta de conciliación, tal y como debía haber hecho la actora, dándose, además, las circunstancias de que el demandado en el interrogatorio manifestó no recordar nada acerca de un acto de conciliación y que lo que le dijo el propietario no fue que necesitara la casa, sino que le ofreció dinero para marcharse, y de que el contenido del acta
por sí misma no permite determinar si lo que se interesó por el actor fue o no el desalojo por causa de necesidad, ya que lo único que se contiene en la misma es que se ratificó éste en la papeleta de conciliación -cuyo contenido se desconoce- y que el demandado se opuso afirmando expresamente que ,no sabe si es propietario -el Sr. Claudio -, lo que sabe es que es arrendador".Sin embargo, sí que ha de tenerse p

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados