CARGANDO...

AP Lleida, Sec. 2.ª, 490/2003, de 21 de noviembre

SP/SENT/160327

Recurso 236/2003. Ponente: Ana Cristina Sainz Pereda.

No es procedente la reclamación de los gastos de Comunidad al arrendatario no constando pacto alguno al respecto en el contrato 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
Corresponde al arrendatario el abono de la tasa de basura al ser un impuesto relacionado con el efectivo uso del servicio durante el tiempo que se benefició del mismo 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- La parte dispositiva de la indicada sentencia dice literalmente así: "Fallo.- Que desestimo los motivos de oposición esgrimidos por Dña María Milagros , y, en consecuencia condeno a la Sra. María Milagros a que satisfaga a la Sra. Carmela la reclamada suma de 226,75 euros, con más los intereses previstos en el art. 576 de la L.E. Civil, y a que abone las costas procesales de este juicio.."
SEGUNDO.- Contra la anterior Sentencia, María Milagros formalizó recurso de apelación, que el Juzgado admitió y dio traslado del mismo a la otra parte, que lo impugnó. A continuación, remitió los autos a esta Audiencia Sección segunda.
TERCERO.- Una vez recibidos los autos, el Tribunal acordó formar rollo y designó Magistrado ponente, al que se entregaron las actuaciones para que, previa deliberación, propusiera a la Sala la resolución oportuna.
CUARTO.- En la tramitación de esta segunda instancia, se han observado las prescripciones legales esenciales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Se plantea de nuevo en esta alzada la procedencia de dos de los conceptos que eran objeto de reclamación en la demanda y que se estiman en la sentencia de primera instancia -gastos de la comunidad de propietarios y tasa de recogida de basuras- así como la posibilidad de compensación de los mismos con la fianza entregada en su día a la arrendadora.
Respecto a los primeros -gastos comunitarios- la resolución impugnada considera que existe una aceptación tácita de su pago por parte de la arrendataria y que deben entenderse incluidos estos gastos en la cláusula sexta del contrato de arrendamiento, quedando subsumidos en el concepto genérico de gastos de estancia. Según el tenor literal de la referida cláusula "los servicios de gas y electricidad y cuantos gastos ocasione su estancia, serán de cargo del inquilino, que serán satisfechos al propietario con el correspondiente recibo, así como contribución, agua, arbitrios y obras de conservación y mejora".
Con razón aduce la recurrente que dentro de esta relación no figuran los gastos de comunidad y que tampoco pueden comprenderse bajo la expresión "cuantos gastos ocasione su estancia". En efecto, el art. 9-1 e) de la Ley de Propiedad Horizontal, en su redacción dada por la Ley 8/1999, impone a cada propietario la obligación de contribuir, con arreglo a la cuota de participación fijada en el título o a lo especialmente establecido, a los gastos generales para el adecuado soste
nimiento del inmueble, sus servicios, cargas y responsabilidades que no sean susceptibles de individualización. Se trata de una obligación consustancial al régimen de propiedad horizontal de modo que estos gastos comunitarios se generan en todo caso, por el hecho de ostentar la propiedad del inmueble y con independencia de que se resida efectivamente en el mismo y, por tanto, no pueden considerarse como gastos causados por la estancia del inquili

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados