CARGANDO...

AP Zaragoza, Sec. 5.ª, 35/2002, de 24 de enero

SP/SENT/35374

Recurso 386/2001. Ponente: JUAN IGNACIO MEDRANO SANCHEZ.

Si el arrendatario asume la obtención de la licencia no es indemnizable no conseguirla 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Se aceptan los de la sentencia recurrida de fecha 7 de Mayo de 2001 cuya parte dispositiva dice: Que desestimando la demanda formulada por D. LUIS ____contra D. ANTONIO ____ debo de absolver y absuelvo a dicha parte demandada de las pretensiones contra ella formuladas y con imposición de costas a la parte actora.
SEGUNDO.- Contra dicha sentencia la parte actora interpuso recurso de apelación, solicitando la revocación de la sentencia y el recibimiento del pleito a prueba en segunda instancia. Dado traslado a la parte contraria, se opuso al recurso y al recibimiento a prueba. Elevados los autos a esta Sala se registraron al número de rollo arriba indicado, dictándose auto denegando la prueba, y señalándose día para deliberación, votación y fallo el 21 de Enero e 2002.
TERCERO.- En la tramitación de estos autos se han observado las prescripciones legales oportunas en ambas instancias.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
Se aceptan los FUNDAMENTOS DE DERECHO de la sentencia apelada, y
PRIMERO.- La parte recurrente demandó al arrendador del local en reclamación de una indemnización pactada para el supuesto de que aquél, en su condición de arrendatario, no pudiera obtener las licencias administrativas para ejercer la actividad de hostelería a la par que se postulaba la indemnización de los daños y perjuicios sufridos en razón al cierre de la actividad por parte de la administración.
Dejando al margen la imputación de actuación de mala fe del arrendador al tiempo de contratar el arrendamiento (lo que podría justificar la pretensión de nulidad del contrato por dolo, acción no ejercitada), es de destacar que ambas reclamaciones devendrían incompatibles, pues el evidente que la cuestionada indemnización recogida de forma manuscrita en el contrato estaría, de aceptarse su realidad, destinada a compensar la imposibilidad de desarrollar la actividad. Tendría pues una función liquidatoria de los daños y perjuicios.
La sentencia de instancia desestimará ambas pretensiones. La primera por considerar no acreditado que el arrendador demandado aceptara esa indemnización manuscrita contenida en el contrato. La segunda porque en el contrato el arrendatario asumió que la obtención de licencias sería de su cuenta, por lo que no puede ahora recabar una indemnización por no conseguir lo que contractualmente era de su cuenta. Est
a última consideración debe aceptarse pues es consecuencia de lo pactado, con fuerza vinculante entre las partes.SEGUNDO.- La primera cuestión es verdaderamente dudosa.En el recurso se destacarán los términos de la confesión del demandado, en los que al absolver las posiciones primera y segunda se reconocerá la aute

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados