CARGANDO...

AP Valladolid, Sec. 1.ª, 420/2002, de 10 de diciembre

SP/SENT/41533

Recurso 450/2002. Ponente: JESUS MANUEL SAEZ COMBA.

Reconocimiento por actos propios del carácter de coarrendataria de la esposa del arrendatario fallecido 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Se aceptan los Antecedentes de Hecho de la resolución recurrida.
SEGUNDO.- Seguido el litigio en cuestión por sus trámites legales ante el Juzgado de Primera Instancia de referencia, con fecha 29 de Julio de 2.002 , se dictó sentencia cuyo fallo dice así: "Que desestimando íntegramente la demanda formulada por la Procuradora Sra. Martín Calvo en nombre y representación de ___S.L., debo absolver y absuelvo a la demandada doña Agustina ___de las prestaciones contra ella solicitadas, condenando a la actora al abono de las costas procesales."
TERCERO.- Notificada a las partes la referida sentencia, por la Procuradora Sra. Martín Calvo en representación de la demandante se preparó recurso de apelación que fue interpuesto dentro del término legal alegando lo que estimó oportuno. Por la parte contraria se presentó escrito de oposición al recurso. Recibidos los autos en este Tribunal, se señaló para deliberación, votación y fallo el pasado día 5 de los corrientes, en que ha tenido lugar lo acordado.
Vistos, siendo ponente el Ilmo. Sr. Magistrado D. Jesús Manuel Sáez Comba.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
1º.- La demanda que ha dado lugar a este procedimiento ejercitaba una acción contemplada en el artículo 16 de la vigente legislación arrendaticia urbana en base a considerar que, habiendo fallecido el arrendatario, la esposa del mismo no ha hecho uso, dentro del término de tres meses que señala ese precepto, de la facultad o derecho de subrogación que el mismo contempla.
La sentencia de instancia desestima la pretensión formulada y contra dicha resolución se alza el presente recurso en el que se insiste en las argumentaciones expuestas en la demanda pero de forma fundamental en dos puntos: inexistencia de un derecho ganancial sobre la vivienda y, en segundo término, falta de actos propios que determinen el reconocimiento en la parte actora (o en su causante) del carácter de arrendataria en la demandada.
2º.- Es necesario partir de una base concreta en el presente supuesto de hecho y es que la carencia de un contrato escrito elimina la posibilidad de determinar la existencia de una cotitularidad por parte de la demandada y de su esposo en el arrendamiento del inmueble cuya extinción ahora se pretende.
Pero no es menos cierto que con independencia de la calificación que desde el punto de vista jurídico pueda hacerse respecto a un contrato celebrado vigente el régimen de la sociedad de gananciales en el año 1975 y al criterio que sobre tal punto ha adoptado una sentencia de esta Sala (que, por cierto, no es reproduci
da íntegramente en el recurso ya que omite la declaración de su primer fundamento jurídico donde se reconoce la condición de ganancial del contrato con cita de sentencias de T. Constitucional y del T. Supremo y que, por otra parte, hace referencia a un supuesto de hecho diferente del ahora examinado) , lo cierto es que los argumentos que la sentencia de instancia lleva a cabo en el segundo de sus razonamientos jurídicos son suficientes, a juicio

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Formación Recomendada

Productos Recomendados