CARGANDO...

AP Barcelona, Sec. 13.ª, 91/2010, de 18 de febrero

SP/SENT/505860

Recurso 280/2009. Ponente: FERNANDO UTRILLAS CARBONELL.

No existe incumplimiento de la vendedora, por lo que no cabe la devolución de las arras duplicadas, apreciándose el incumplimiento de la compradora, que no abonó el resto del precio pactado, frustrándose el contrato 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Se aceptan los Antecedentes de Hecho de la Sentencia apelada, cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "FALLO: SE ESTIMA LA DEMANDA PROMOVIDA POR EL PROCURADOR DE LOS TRIBUNALES MARÍA SANTÍN, en nombre y representación de Jose Francisco , por lo que debo CONDENAR Y CONDENO a la mercantil demandada ENTERMER,S.A, a pagar a la actora, Jose Francisco , la cantidad de 30.000 euros (TREINTA MIL EUROS). Condeno a la mercantil ENTERMER,S.A, al pago de las costas de este pleito.".
SEGUNDO.- Contra la anterior Sentencia interpuso recurso de apelación la parte demandada mediante su escrito motivado, dándose traslado a la contraria ; elevándose las actuaciones a esta Audiencia Provincial.
TERCERO.- Se señaló para votación y fallo el día 18 de febrero de 2010.
CUARTO.- En el presente procedimiento se han observado y cumplido las prescripciones legales.
VISTO, siendo Ponente el/la Ilmo/a. Sr/a. Magistrado/a D/Dª. FERNANDO UTRILLAS CARBONELL.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Apela la demandada absuelta "Samaracanda Promocat,S.L." en cuanto a las costas de la primera instancia que le fueron causadas por el actor, y de las que no se hizo expresa imposición en la sentencia recurrida, solicitando la apelante la imposición a la parte actora de las costas causadas a la demandada absuelta, en aplicación del principio del vencimiento objetivo del artículo 394,1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil .
En relación con la cuestión planteada por la codemandada absuelta, es doctrina comúnmente admitida (Sentencias del Tribunal Supremo de 7 de marzo de 1988,26 de junio de 1990, y 4 de julio de 1997;RJA 1559/1988,4896/1990, y 5845/1997 ),que la condena en costas atiende no sólo a la sanción de una conducta procesal, sino a satisfacer el principio de tutela judicial efectiva, que exige que los derechos no se vean mermados por la necesidad de acudir a los Tribunales para su reconocimiento, de modo que el pago de las costas, aún solamente de las suyas, es un gravamen que en justicia no debe soportar quien se ve obligado a presentar una demanda, o a contestarla, representado por Procurador y asistido de Abogado, para defender su derecho, debiendo por el contrario soportar las costas quien fue el causante de los daños que en definitiva se originaron a la parte contraria.
Este principio de vencimiento objetivo, acogido por el artículo 394 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, supone que las costas de la primera instancia en
los procesos declarativos deben imponerse a la parte que haya visto rechazadas todas sus pretensiones.Aunque, este principio tiene la excepción, prevista en el mismo artículo 394,1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil , que el Tribunal aprecie, y así lo razone, que el caso presentaba serias dudas de hecho o de derecho.En este caso, la sentencia de primera instancia desestima las pretens

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados